Saltar al contenido

El domador de leones – Camilla Läckberg

Wow. Se trata de una apasionante novela negra nórdica en la serie de Camilla Lackberg que, en parte, traza el arco de la pareja casada Erica Falck y Patrik Hedstrom – ella es una gran escritora de novelas policíacas, y él es un detective – en otra espeluznante aventura. Este comienza con una joven traumatizada que deambula ciegamente por la nieve observada por una jinete: no comprenderemos verdaderamente el significado de esta escena o las profundidades de su maldad hasta la última página.

Cómpralo aquí al mejor precio:

El domador de leones (Los crímenes de Fjällbacka  nº 9)
119 Opiniones
El domador de leones (Los crímenes de Fjällbacka nº 9)
  • Camilla Läckberg
  • Maeva
  • Versión Kindle
  • Español

La sueca Lackberg trabaja sobre un gran lienzo – hay muchos, muchos personajes interconectados en estos libros. Eso puede ser una maldición o una bendición, como en una novela rusa, hay que llevar la cuenta de quién es quién. La mejor manera de hacerlo es tomar mi smartphone y cargarlo en el lado opuesto de la casa y dejarme llevar.

La conspiración de Lackberg se parece mucho a, ¿es mucho decir, Agatha Christie? Por lo menos sus tramas tienen ese nivel de complicación y conciencia de que incluso las ancianas aparentemente inofensivas tienen un conocimiento del mundo que nunca debe ser subestimado.

Además de su demencial calidad de pasar páginas que me mantenía despierto en las noches sucesivas después de una hora razonable para dormir, hay muchos temas domésticos fascinantes. Erica y Patrik y sus familias lejanas están constantemente tratando de lograr un equilibrio entre el trabajo y la vida privada con la ayuda de los padres y los parientes políticos. Como pareja casada, también están tratando de mantener un equilibrio de pasión, compasión y respeto mutuo en un mundo inundado de maldad (y, sí, eso no es una exageración).

Un tema que me fascina en esta novela en particular son las reflexiones una y otra vez sobre el tema de la maternidad: lo que hace una buena madre, lo que limita el sentimiento maternal, la medida en que una madre irá a proteger a un niño peligroso e incluso trastornado. En una escena muy tranquila hacia el clímax del libro, una hija finalmente le hace a su madre la pregunta que el adolescente debe haberse hecho miles de veces al día: mamá, ¿por qué no me amas? Es una pregunta cruda y corta profundamente. Sentado allí, en camisón, corriendo hacia el final y con las muchas revelaciones finales que siguen haciendo girar la historia en direcciones sorprendentes, me detuve y me pregunté cuál es la pregunta que le hago a mi madre, y si alguna vez tendría el valor de preguntarla. Y todo esto mientras los cadáveres se amontonan y los cadáveres se descongelan.

Lackberg también es muy exigente con sus lectores en cuanto al seguimiento de un gran número de personajes. Escrito en episodios bastante cortos, el libro salta de escena en escena rápidamente, necesitando la retención de un gran número de nombres y capítulos. Esto no quiere decir que el libro esté mal trazado, no lo está, sólo que la técnica para la entrega de la trama es exigente. Seguir la pista puede ser difícil – un libro que se lee mejor en grandes dosis, creo yo.

Por último, siempre es difícil comentar la calidad de la escritura en un libro traducido porque no es fácil decir si la debilidad reside en el autor o en el traductor, pero, cualquiera que sea, el resultado aquí es menos que emocionante. La mayor parte de ella me pareció bastante plana.

Nota: 7/10

El domador de leones – Camilla Läckberg
5 (100%) 1 vote