"Una mansión en Praga" de Rocío Castrillo

"Una mansión en Praga" de Rocío Castrillo


"Una mansión en Praga" de Rocío Castrillo

Título: Una mansión en Praga

Autora: Rocío Castrillo

Publicada en Amazon

Sinopsis: Últimos días de 1993. En el Sarajevo sitiado, Alexander Korac pinta la guerra desde una minúscula habitación con vistas al horror. Las terribles circunstancias que acontecen en su entorno familiar precipitan su huida a Praga. Es un hombre atormentado e incapaz de amar. En la capital checa conoce a Adriana, una española que ha heredado una vieja mansión perteneciente a su abuela -viuda de un exiliado español que combatió en el Frente Republicano durante la Guerra Civil- y se dispone a restaurarla para montar un negocio de organización de fiestas y eventos sociales. Además de la mansión, otro legado familiar configura su existencia: sus genes están marcados por el estigma de las mujeres que aman demasiado. Alexander y Adriana viven una turbulenta historia de amor con el trasfondo de las grandes guerras de finales del siglo XX: Yugoslavia, Chechenia, Zaire, Kosovo, Sierra Leona, Afganistán e Irak.

Opinión: Conocí a Rocío Castrillo en la presentación de mi libro “La vida en minúsculas” el pasado mes de abril. Me sorprendió su cercanía y su amabilidad y, ya desde ese momento, supuse que era una mujer con un gran recorrido vital y con mucho mundo. Además, fue una gran coincidencia el hecho de que vayamos a compartir editorial, puesto que su segunda novela, “Ellas y el sexo”, va a ver la luz este mes con la editorial Sial-Pigmalión. Ya les adelanto que no me la pienso perder.

La novela que os presento hoy se titula “Una mansión en Praga” y fue la ópera prima de Rocío Castrillo. Si uno lee la sinopsis, se queda irremediablemente atrapado por un gran sentimiento de curiosidad. Los escenarios que nos presenta la autora son muy desconocidos para el público español. Además, el hecho de entremezclar esa historia más trágica con una relación amorosa que contiene una gran verdad y con unos personajes muy entrañables e inteligentemente descritos, hace que no tenga más que palabras positivas hacia la novela.

“Una mansión en Praga” es todo un descubrimiento. Estamos hablando de literatura que hace sentir y que remueve conciencias. Por un lado, la trama es muy interesante y no decae a lo largo de todo el libro. Además, la autora nos ha presentado a unos personajes cuyas actitudes son reconocibles por cualquier lector. Por si todo esto fuera poco, la novela entremezcla momentos trágicos con pinceladas de humor muy amable que hacen ganar mucho realismo al conjunto del libro.

En definitiva, nos encontramos con un descubrimiento de novela y de autora a la que no hay que perder la pista. De todas formas, analicemos un poco más detalladamente “Una mansión en Praga”.

Uno de los puntales del libro es, sin duda, la trama que Rocío Castrillo nos ha presentado. Se nota que la autora domina como nadie los escenarios por los que deambulan los personajes de “Una mansión en Praga”. Sus soberbias descripciones nos hacen transportarnos a los lectores llegando a pensar que nos encontramos junto a Adriana y Alexander en todas sus vicisitudes. Además, es muy de agradecer que una autora española sea capaz de presentarnos el alma y el pensamiento de ciudadanos de otros países como República Checa o la antigua Yugoslavia de una manera tan acertada y sin caer en los puros prejuicios o manidos clichés.

Los personajes, tanto principales como secundarios, son una delicia. Adriana y Alexander son dos personas que viven su historia de amor al límite. Aunque tienen un carácter fuerte y, en la mayoría de las ocasiones, impulsivo, llegan al corazón de los lectores porque nos podemos reconocer en ellos. Comprendemos los sentimientos de Alexander que huye despavorido de la guerra de los Balcanes y que lleva a cuestas un pasado amoroso incómodo que le impide mantener relaciones sentimentales con mujeres que vayan más allá del simple sexo. Asimismo, podemos sentir empatía hacia Adriana que cambia radicalmente de vida huyendo de un buen trabajo que la oprime. No obstante, aunque hay que reconocer que los dos personajes principales son verdaderamente geniales, tengo debilidad por los secundarios de “Una mansión en Praga”. Mi favorito, sin dudas, es Caballo y el jefe de la agencia de viajes que Adriana conoce en Praga. Están retratados con un cariño que salta de las páginas del libro. Va mucho más allá.

Por si esto fuera poco, hay que resaltar la maestría de Rocío Castrillo a la hora de retratar con una sensibilidad especial temas como la muerte, las drogas, el sexo o la homosexualidad. Los escritores han de saber evitar los clichés ñoños que suelen aparecer con estos temas. La autora los ha sabido superar y presentarnos una novela con un pensamiento muy actual y progresista que es muy de agradecer.

Si analizamos el estilo literario de “Una mansión en Praga”, hay que confirmar que es más que aceptable. La autora disecciona toda la trama con frases directas, sencillas y desgarradoras. No existen figuras retóricas que pongan en problemas al lector a la hora de la lectura. Como ya he afirmado anteriormente, las descripciones topográficas de las ciudades son magníficas. Asimismo, los diálogos permiten que los lectores puedan reconocer el modo de pensar de los personajes de una manera directa y sin cortapisas de ningún tipo.

Para concluir he de decir que “Una mansión en Praga” es una novela que reflexiona y critica algunos temas políticos y sociales muy espinosos de las últimas décadas del pasado siglo de una manera muy inteligente. Además, cuenta una historia de amor muy atractiva entre dos personajes muy fuertes que superan multitud de problemas y que atrapan al lector desde sus primeros compases. No duden en hacerse con un ejemplar de “Una mansión en Praga”. Les aseguro que esta novela es un soplo de aire fresco. Es una verdadera alegría encontrar a una autora con tanto futuro y que no es conocida por el gran público. Desde Blog De Letras, quedamos a la espera de su segunda novela “Ellas y el sexo”. Promete y mucho.

 

En resumen:

Aspectos positivos: “Una mansión en Praga” es una novela para leer de un tirón y sin respiro. Se encontrarán con una historia de amor clásica, atractiva y rompedora. Adriana y Alexander, los personajes principales, perduran en la mente del lector una vez concluída la novela. Además, la autora reflexiona y pone sobre la mesa su opinión crítica y reflexiva sobre temas, tan candentes y no muy tratados en la literatura de nuestro país, como las guerras de la última mitad del siglo XX en Europa.

Aspectos negativos: Es muy difícil encontrarle “peros” a esta novela. Se lo aseguro. Sé que muchas personas dudarán a la hora de apostar por una obra de una autora desconocida. El mundo digital ha dado muy buenos escritores muy buenos pero también algunos más bien decepcionantes. Rocío Castrillo se encuadra, sin duda, en el primer grupo. “Una mansión en Praga” es una joya muy recomendable.

Para aquel que no conozca a la autora, os dejo una breve entrevista que le realizaron en RTVE en el que nos cuenta algún detalle más sobre su novela “Una mansión en Praga”.

Próxima reseña: “La sonata del silencio” de Paloma Sánchez-Garnica (Editorial Planeta).

+ No hay comentarios

Añade el tuyo