"Tokio ya no nos quiere" de Ray Loriga

"Tokio ya no nos quiere" de Ray Loriga


"Tokio ya no nos quiere" de Ray Loriga

Título: Tokio ya no nos quiere


Autor:
Ray Loriga


Editorial:
Alfaguara

Sinopsis: Un viaje a un futuro no muy lejano en el que una de las drogas legales es un producto químico que permite borrar de la memoria los recuerdos no deseados. En un mundo en el que se ha descubierto la vacuna contra el sida, el protagonista viaja desde Arizona al sudeste asiático envuelto en situaciones en las que el placer es la única norma. Tokio ya no nos quiere es un libro de viajes, una novela sobre el amor, un relato onírico y lisérgico, un texto contra la memoria y la esperanza que nos describe un mundo en el que los humanos son extranjeros de sí mismos y el miedo lo ocupa todo.

(Extraída de http://www.alfaguara.com/es/libro/tokio-ya-no-nos-quiere/)

Opinión: Hoy os traemos una reseña de un libro diferente. Se trata de la mítica novela “Tokio ya no nos quiere” del autor madrileño Ray Loriga. La leí por recomendación de mi librero de cabecera a pesar de mis reticencias iniciales. He de reconocer que nunca me había acercado a la obra de Loriga. Me parecía un autor demasiado huraño y cuyas obras no me despertaban reacciones muy positivas. Después de terminar el libro, confieso que me había equivocado. La prosa de “Tokio ya no nos quiere” es envolvente y enigmática. Se trata de un libro muy adecuado para aquellas personas que estén buscando algo diferente: un libro fuera de la narrativa más puramente comercial.

El conocido autor madrileño nos introduce con esta novela en la mente de un personaje cuya mente ha sido devastada por efecto de las drogas, pero no de una cualquiera. Se trata de unas pastillas que hacen perder la memoria y olvidar las experiencias negativas. Una vez concluída la lectura de esta novela, tengo que afirmar que me ha recordado mucho a los “stream of consciousness” de la narrativa inglesa del siglo XX. Los monólogos del protagonista no tienen mucho sentido de una manera lineal.

No obstante, si leemos de una manera más detenida, nos encontraremos con multitud de aspectos formales y literarios de primera calidad. “Tokio ya no nos quiere” tiene un ritmo narrativo vertiginoso, un léxico pulcro y bien cuidado, es arriesgada en la estructura y en los diálogos que nos presenta y tiene un protagonista principal que queda estupendamente retratado. Pasemos ahora a detallar un poco más los porqués de estas afirmaciones.

En primer lugar, cuando digo que “Tokio ya no nos quiere” tiene un ritmo narrativo vertiginoso, lo hago porque los lectores no van a saber que acontecerá en la novela según van leyendo. Desde los primeros compases nos encontramos con un personaje que no actúa de manera lógica. Por esta razón, vamos descubriendo los bandazos que le causa la droga que está tomando. Todo este conjunto de actos llega a sorprender al lector en el final del libro. No obstante, como nos encontramos ante una novela que funciona como un artificio narrativo muy complejo de resumir, prefiero que los lectores que se acerquen a esta “Tokio ya no nos quiere” la lean sin conocer ningún detalle de lo que va a pasar. Este es un libro para dejarse llevar con lo que Ray Loriga nos está narrando.

En otro orden de cosas, puedo afirmar que el léxico que se utiliza a lo largo de toda la novela es cuidado y correcto. Ray Loriga nunca cae en ninguna incorrección ni en ningún tecnicismo poco util. El vocabulario utilizado nos ayuda a entrar en la mente del personaje y a comprender el porqué de sus actuaciones. Da la sensación de que cada una de las frases que ha utilizado el autor madrileño en esta novela han sido muy meditadas. El fraseo es fluido y permite una lectura agradable. Por todo ello y, sin lugar a dudas, “Tokio ya no nos quiere” es una novela que merece pasar a la posteridad dentro de la narrativa de este último cuarto de siglo en nuestro país.

La estructura de la novela es sumamente arriesgada, pero el autor ha sabido lograrla de una manera casi perfecta. Los continuos flashbacks que se presentan en los monólogos del personaje principal quedan muy bien definidos y cumplen su función a la perfección. Los lectores se darán cuenta de que están a merced de los designios del personaje principal. Él se ha visto afectado por las drogas que está tomando para olvidar los malos momentos. Nosotros le acompañamos en ese devenir sin darnos cuenta. Nos vemos, en cierta manera, afectados por los delirios que sufre el protagonista que nos envuelven durante toda la lectura de la novela.

Finalmente, habría que destacar el soberbio retrato que hace Ray Loriga con el personaje principal de esta novela. En si mismo representa a un hombre que reniega de la sociedad que le ha tocado vivir y que trata de pasar desapercibido. En cierta manera, podemos considerarlo como un hombre alienado que pierde el control de una manera pacífica. Su halo de encanto nos envuelve a los lectores en todo momento. Sin grandes aspavientos, pero con grandes dosis de convicción el comercial ejerce en nosotros una empatía que nos ayuda a comprender cada una de sus actuaciones. Asimismo, la manera que tiene de interaccionar con el resto de personajes de la novela que quedarían en un segundo plano es muy adecuada y verosímil.

En definitiva…

Aspectos positivos:  “Tokio ya no nos quiere” es una de las novelas más arriesgadas en su estructura y en su estilo literario que he leído últimamente. Su prosa y su estilo literario es de una calidad suprema. Es de esos libros en los que uno debe adentrarse de vez en cuando. Conviene alejarse en algún momento de la literatura más puramente comercial y leer este tipo de obras. El lector que lo haga sabrá valorar mejor algunos aspectos estilísticos que normalmente se nos pasan desapercibidos. Si quieren leer algo diferente, pierdan los prejuicios y adéntrense en esta soberbia novela. Les marcará para mucho tiempo. Se lo aseguro.

Aspectos negativos: Absténganse de leer este libro aquellos lectores que suelan disfrutar con bestsellers prefabricados y novelas de fácil consumo. “Tokio ya no nos quiere” es caviar literario de la máxima calidad. Requiere que los lectores hagan un pequeño esfuerzo y se alejen de los parámetros ya conocidos. Les aseguro que su satisfacción será mayor y podrán disfrutar muchísimo más de esta gran novela que ya ha hecho historia en la literatura española del último cuarto del siglo XX.

Para aquel que quiera conocer algo más sobre Ray Loriga, os dejo una entrevista en la que el autor madrileño nos da algunas claves que nos servirán para adentrarnos en su obra. No se lo pierdan.

Próxima reseña: “Cosas y pelo” de Manuel Montalvo (Grupo editorial Sial-Pigmalión)

+ No hay comentarios

Añade el tuyo