“Todos los hombres que nunca seré” de Santiago Velázquez

“Todos los hombres que nunca seré” de Santiago Velázquez


santi-velazquez-kL0H-U206263888847HC-575x323@RCTítulo: Todos los hombres que nunca seré

Autor: Santiago Velázquez

Editorial: Playa de Ákaba

Sinopsis: Basado en la legendaria canción de Joaquín Sabina, La del pirata cojo, este libro de cuentos es un alar de de imaginación y creatividad, un viaje por los ambientes y las épocas de todas las vidas que aparecen en la misma (el pirata, el marinero, el boxeador, el cazador o el fotógrafo de Playboy), pero también por la de personajes reales, como Al Capone o Casanova, u otros que aparecen como referencias veladas: James Joyce, Nietzsche o el propio Joaquín Sabina. Libro irreverente, divertido, ingenioso y un tanto gamberro, escrito con una prosa de orfebre, entre narrativa y lírica, Todos los hombres que nunca seré está plagado de referencias cinematográficas y literarias, desde Taxi DriverÉrase una vez en América, Cazador blanco, corazón negroEl buscavidas hasta las novelas de Robert Louis Stevenson, Herman Melville, James Hilton o Julio Verne. Un libro que hará las delicias de los amantes de la buena literatura.

(Sinopsis extraída de la página web de la editorial http://playadeakaba.com/?q=obras/todos-los-hombres-que-nunca-ser%C3%A9)

Opinión: Este es uno de los libros que todo buen lector no se debería perder. Empiezo así de fuerte la reseña de “Todos los hombres que nunca seré” porque he de reconocer que hacía mucho tiempo que un libro no me hacía pasar tan buenos ratos. Además, por si esto fuera poco, descubrir a un autor joven español del potencial de Santiago Velázquez siempre es de agradecer. Acudí a este libro por su original sinopsis que me hizo no dudar. Yo debía leer este libro sin dilación. Podría decirse que la canción de Joaquín Sabina que trata de homenajear el autor es una de mis preferidas, y el hecho de poder recrearme en los personajes de “La del Pirata Cojo” era una motivación extra para adentrarme en este libro. Pues, señores, he descubierto uno de los libros más divertidos, bien escritos y descarados de los últimos años. Es una reivindicación de un género tan injustamente denostado como el relato corto revestido de uno de los mejores estilos literarios que hay en nuestro país.

En la pasada Feria del Libro de Madrid conocí a Santiago Velázquez porque nos tocaba firmar juntos en la caseta de la asociación adELA donde la editorial Playa de Ákaba nos reunió a todos sus autores durante un fin de semana de muy grato recuerdo. Cuando eché un vistazo al libro de Santiago, no me pude despegar de él. A través de 43 pequeñas historias, Velázquez nos relata las vidas imaginadas de esos personajes que están presentes en la canción de Sabina. Cada uno de esos pasajes es como un derechazo directo a la cara del lector que te deja noqueado, debido a que se trata de un chute de realidad, lirismo, imaginación y muy buena literatura. Se trata de textos narrados en primera y tercera persona con un estilo directo, lírico y con un lenguaje muy bien cuidado. Además, las historias de este libro están trufadas de un montón de referencias literarias y cinematográficas que enriquecen sobremanera al conjunto de la obra. Si os adentráis en sus páginas, seréis partícipes del papel que juegan películas como Taxi Driver o Érase una vez en América, o autores como Robert Louis Stevenson, Herman Melville, James Joyce, Nietzsche y Julio Verne.

Si me pedís un calificativo para “Todos los hombres que nunca seré” sería imaginación desbordante. Es el principal valor de la obra. Cuando leáis algunos de los relatos como “Fotógrafo en Playboy”, “Al Capone en Chicago” o “Tahúr en Montecarlo”, os daréis cuenta de lo que estoy hablando. Además, por si esto fuera poco, el lenguaje de estos relatos es descarnado, sensual, sexual y muy cuidado. No busquen en este libro una acción arrolladora. Cada una de estas 43 cápsulas que nos regala Santiago Velázquez son rápidas, certeras y muy evocadoras. Bien es cierto que “Todos los hombres que nunca seré” es un libro diferente y que no sigue los cánones de la literatura más comercial que hoy conocemos. Es una apuesta arriesgada que es muy de agradecer porque el autor ha sido capaz de conjugar la calidad literaria, la exigencia y la diversión. También deberíamos reconocer la incansable labor de la editorial Playa de Ákaba y de sus editores, Lorenzo Silva y Noemí Trujillo, a la hora de descubrir nuevas voces en la literatura de nuestro país, que dejen atrás la simple erudición y sean capaces de ser originales para llegar al gran público con obras de gran calidad literaria.

Lo bueno que tiene descubrir obras de autores poco conocidos es comprobar su trayectoria con el paso del tiempo. Santiago Velázquez no es un novato en el mundo literario. Además de colaborar con diferentes diarios como el Huffington Post o El País, ha publicado cuatro obras que tuvieron el reconocimiento del público y de la crítica. Incluso algunas de ellas han recibido algunos premios como el Tiflos de novela en el año 2012.

Os dejo un vídeo con una entrevista a Santiago Velázquez en el que conoceréis un poco más sobre el autor y os enteraréis de algunos de los detalles principales de esta obra que os reseñamos hoy. “Todos los hombres que nunca seré” es una obra original que merece la pena ser leída.

http://www.larioja.com/videos/culturas/201606/12/entrevista-santiago-velazquez-4936689792001-mm.html

Para terminar, os dejo la canción que sirve de banda sonora para este divertídisimo libro de relatos. Como ya os he contado antes, se trata de la más que conocida “La del pirata cojo” de Joaquín Sabina. Prestad atención a todos los detalles que el cantautor jienense presenta en ella. Más tarde, leed el libro de Santiago Velázquez y disfrutad. Es solo un consejo, pero “Todos los hombres que nunca seré” debería convertirse en el libro de relatos de este año. Es pura delicia y diversión. Le damos la más sincera enhorabuena al autor y prometemos que le seguiremos a partir de este mismo momento. Su nombre dará mucho que hablar. Estamos seguros de ello.

Próxima reseña: “Suzanne” de Noemí Trujillo (Editorial Turpial)

+ No hay comentarios

Añade el tuyo