Prólogo a la novela “Virgo Potens” de Mª Socorro Mármol

Prólogo a la novela “Virgo Potens” de Mª Socorro Mármol


Hola a tod@s:

Hoy os dejo un texto muy especial. Es el prólogo que tuve el honor de realizar a la novela “Virgo Potens” de la escritora Mª Socorro Mármol Brís. Espero que os guste. Os recomiendo, además, que compréis esta maravillosa obra. Trata sobre una España que reconocemos todos y sobre unas mujeres valientes e irrepetibles.

Título: Virgo Potens

Autora: Mª Socorro Mármol Brís

Editorial: Sial-Pigmalión

image_content_12348494_20160810104610

EL PODER DE LOS RECUERDOS

Dice el escritor japonés Haruki Murakami en una de sus novelas: “No importa lo mucho que has sufrido, a veces no puedes dejar marchar ciertos recuerdos.” Se me vino esta frase a la cabeza, de forma repentina, nada más terminar Virgo Potens, esta magnífica novela de Socorro Mármol, que están ustedes a punto de comenzar a leer. Creo que esta afirmación es una manera ideal para resumir este poderoso libro, puesto que los recuerdos y la influencia que estos ejercen sobre la vida de las personas son el hilo conductor de una trama que no dejará indiferente a nadie.

Conocí a Socorro hace unos dos años en la presentación de mi libro La vida en minúsculas. En un primer momento, me pareció una mujer enigmática, pero muy detallista y buena conocedora de la psicología del ser humano. Se podría decir, en resumidas cuentas, que, la autora de esta novela es un ser de luz. Después de varias charlas con ella, descubrí que mis hipótesis eran acertadas. De hecho, cuando uno lee sus obras, se da cuenta de que estas características de su personalidad se reflejan claramente en una labor de enorme constancia y gran nivel literario. Estamos hablando de una mujer experimentada en ámbitos tan diversos como la abogacía, la mediación, la gestión cultural, la enseñanza, la poesía o la narrativa. Socorro ha volcado todos sus conocimientos en este libro, Virgo Potens, que es el resultado de toda una vida dedicada a los demás, sobre la cual la autora se ha detenido a reflexionar de manera pausada y madura.

Virgo Potens nos cuenta la historia de cuatro personajes de distinta clase social, que comparten momentos de su infancia en Jándula, pequeño pueblo en el que sucede gran parte de la acción de la novela, y donde, años más tarde, se vuelven a reencontrar, debido a diferentes vicisitudes de la vida. La trama del libro está complementada, gracias a una ambientación muy rigurosa dentro de una época que algunos han denominado como la “España negra”, y que todos conocemos como la posguerra española. Socorro Mármol ha conseguido llevar a cabo, con esta novela, una reivindicación de la verdadera memoria histórica: esa que marcó y aún atenaza la vida de multitud de personas, que sufrieron un período cruento y de aciago recuerdo para nuestro país, y que nunca se debería volver a repetir.

De todas formas, les adelanto que no se van a encontrar con una novela al uso sobre la posguerra. Estamos ante una obra profundamente original, que hará las delicias de cualquier lector exigente que espere disfrutar de algo más que una simple historia bien contada. La autora de Virgo Potens es una artesana del lenguaje, y nos ha regalado un artefacto narrativo de primer nivel, que nos hará sonreír, entristecernos y, sobre todo, empatizar con el comportamiento de, entre otros, Ginesa, Violante, Salomoncica y Torcuatillo el Cojo, actores principales de una trama que quedará grabada en el recuerdo de los lectores por varios motivos.

Estamos ante una obra protagonizada por unos personajes que están diseñados de una manera muy inteligente. Si los lectores se dejan llevar por la hábil pluma de Socorro Mármol, conocerán a un puñado de mujeres fuertes que resisten ante las convenciones sociales de una época que las presiona y que las obliga, de forma constante, a mantener un comportamiento regido por principios como la virtud y la decencia. De cualquier forma, las mujeres de Virgo Potens tienen también personalidades muy definidas que superan cualquier arquetipo preconcebido. No obstante, hay que tener en cuenta que, aunque se trata de una novela dura, Socorro es capaz de provocarnos una sonrisa en algunos momentos de la narración. Un buen ejemplo de lo que les estoy contando es la escena en la que Violante y Ginesa prometen ser prostitutas cuando crezcan, sin ni siquiera ser conscientes de lo que están diciendo.

También es importante destacar que este libro contiene una descarnada narración a corazón abierto en la que no hay atisbo de impostura. Socorro Mármol ha dibujado una trama circular mediante la cual conoceremos la vida de los protagonistas, gracias a unos efectivos y logrados flashbacks. De esta forma, el lector puede comprender el punto de vista de las protagonistas, tanto cuando son niñas e imitan, a su forma, el comportamiento de los mayores, a pesar de no comprender todavía el alcance de lo que está ocurriendo a su alrededor, como cuando son mayores y recuerdan su vida y el desarrollo de su relación de amistad. No cabe duda de que la diferencia social de estos cuatro personajes de la novela, marcará su futuro tal y como ya lo hizo durante su infancia. No les desvelaré ningún detalle más sobre ellos porque merece la pena que ustedes, como lectores, se dejen sorprender por la voz narrativa de Socorro Mármol.

Otro de los principales éxitos de esta novela radica en su indudable verosimilitud. La trama de Virgo Potens está llena de verdad que duele, que molesta y que lastima. Se nota que la autora ha sido capaz de presentarnos esta potente historia de una manera tan realista porque ha vivido en primera persona en la época y en el lugar en los que sucedió la acción de la novela y, por ello, los conoce al dedillo. Al contrario de lo que se podría esperar, la autora no ha tomado partido por ninguno de los personajes. Ha preferido, de forma muy acertada, echarse a un lado y poner un espejo delante de unas vidas atormentadas por unos recuerdos que duelen, y que no acaban de cicatrizar del todo. Los lectores veremos las consecuencias de esas historias en un libro que está lleno de pura vida.

Esos recuerdos, que aparecen de forma constante en la novela, están adornados con una prosa de una calidad excelente y muy poco usual en el panorama literario de hoy en día. De hecho, se podría llegar a afirmar que el estilo literario de Socorro Mármol es preciosista y rico en matices. Además, el lenguaje utilizado en la novela está lleno de color y despierta en el lector multitud de sensaciones encontradas, gracias al poder que tiene el, en apariencia, más nimio de los detalles, de la misma forma que ya hizo el francés Marcel Proust con su famosa magdalena. Por ejemplo, en Virgo Potens, uno de los personajes se retrotrae a su infancia gracias al olor de la colonia que llevaba su padre. Son esas imágenes tan delicadas y, al mismo tiempo, tan potentes, las que nos recuerdan a esa Socorro Mármol poeta, que ya nos emocionó con su poemario Doliendas, publicado en 2015, en el que se apelaba directamente a los sentimientos más profundos de los lectores.

Volviendo al tema del estilo de la autora, he de confesar que, para un hispanista como yo, es muy placentero leer una novela de alguien que demuestra un amor por la lengua española tan inmenso, en un tiempo en el que el castellano se maltrata de manera constante. Socorro Mármol defiende nuestro idioma haciendo gala de una riqueza léxica espectacular. Cabe destacar, en relación con este tema, que, a lo largo de sus páginas, los lectores nos encontraremos con bastantes términos que forman parte del idiolecto común de Jándula, ese trasunto de Sierra Mágina, lugar representativo y tan especial para Socorro, que enriquecen la obra en gran medida. Les aseguro que, gracias a estos detalles, si comienzan a leer Virgo Potens, acabarán por verse envueltos por ese especial ambiente de Jándula sin poder escapar. Este lugar tan opresivo y, al mismo tiempo, tan acogedor bebe de otras referencias literarias tan reconocidas como el Yoknapatawpha del americano William Faulkner, en tanto en cuanto los personajes de Socorro Mármol también tienen un evidente sentimiento de pertenencia a una comunidad.

Estos son algunos de mis motivos para recomendarles con fervor la lectura de Virgo Potens. Están ustedes a punto de comenzar un viaje emocional en la compañía de una escritora que maneja como pocos el lenguaje, y que es capaz de despertar toda clase de sentimientos en los lectores mediante su prosa. Ya les advertí que este libro no les dejará indiferentes. Su trama es atrevida, descarnada, onírica, nada complaciente y llena de verdad. Su estilo literario es exigente, embaucador y lleno de matices. Esta novela trata de reflejar, de forma diferente y novedosa, una etapa oscura de la historia de nuestro país, tal y como ya lo hicieron cineastas como Víctor Erice y escritores de la talla de Juan Marsé en Rabos de lagartija, o Adelaida García Morales en El sur. Socorro Mármol toma esas referencias para aprender de ellas y convertir su novela en una obra diferente y muy personal. Quizás después de acompañar a Socorro Mármol en esta aventura, que supone la lectura de Virgo Potens, algunos lectores reflexionarán sobre el poder de los recuerdos y de la infancia, porque solamente si comprendemos nuestro pasado, podremos enfrentarnos al futuro que está por llegar.

 

GABRIEL NEILA

 

+ No hay comentarios

Añade el tuyo