“Para que nada se pierda” de Carmen Amoraga

“Para que nada se pierda” de Carmen Amoraga


"Para que nada se pierda" de Carmen Amoraga

Título: Para que nada se pierda

Autor: Carmen Amoraga

Editorial: Algaida

Sinopsis: Carmen, hija de madre soltera y crecida al amparo de una prostituta venezolana, ha convivido desde muy pequeña con las formas más contradictorias y desinhibidas del amor. Pero el inquietante misterio de su propio padre, a quien ella nunca llegó a conocer y sobre el que su madre siempre guardó un obstinado silencio, acabará revelándole su inexorable destino: perteneciente a una saga de mujeres que poseen el extraño don de presagiar su propia muerte, también su vida estará marcada por un amor trágico, fugaz y tempestuoso.

(Sinopsis extraída de la página web http://www.anaya.es/fichaGeneral/ficha.php?obrcod=24129&web=29)

Opinión: Mi relación con las novelas de Carmen Amoraga ha sido curiosa. En lugar de comenzar a leer “Para que nada se pierda”, primera novela que publicó y que fue galardonada con el II Premio Ateneo Joven de Sevilla, descubrí a esta autora valenciana cuando quedó finalista del Premio Planeta con “El tiempo mientras tanto”. En aquella ocasión, me sorprendió el soberbio estilo literario de Amoraga y lo cuidadosa que fue a la hora de plantear una historia de sentimientos, que no sentimental, tan bien elaborada.

Tras ir leyendo el conjunto de libros escritos por Amoraga, he ido confirmando que su estilo y su narrativa hace al lector partícipe de historias con personajes que permanecen en la memoria de cualquiera. En esta ocasión, os vengo a reseñar “Para que nada se pierda” y tengo que decir que es una soberbia historia en la cual nos encontramos a una saga de mujeres entrañables a las cuales acompañaremos por sus turbias vidas de la mano de la sabia pluma de esta escritora valenciana.Por otra parte, además de estar bien escrita, esta novela nos hace entrar en una atmósfera muy parecida a la de las novelas del genial escritor colombiano, Gabriel García Márquez. Está claro que Amoraga lo tomó como referencia clásica a lo largo del libro.

“Para que nada se pierda” tiene aspectos realmente brillantes y que no siempre se encuentran en otras novelas de autores españoles actuales. Por un lado, los personajes tienen una entidad propia muy clara, ya que es muy fácil seguir sus reacciones a lo largo de toda la historia. Además, los diálogos son chispeantes y precisos. La escritura de Amoraga nos permite que, mediante un par de pinceladas, cualquier lector sea capaz de sentirse dentro de los pensamientos de las mujeres protagonistas de la novela.

La historia de “Para que nada se pierda” interesa. Interesa mucho. Te hace sentirte especial mientras escuchas las historias de las vidas de estas mujeres. Digo esto porque su lectura es una experiencia muy intensa. Me recuerda mucho a las historias de los juglares de la literatura medieval que iban pueblo por pueblo recitando historias de amores imposibles y de pasados turbios.

Además, el léxico que nuestra autora utiliza a lo largo del libro es sensual y descarnado y ese es un aspecto más que positivo. Una de las cosas que le pido yo cuando me enfrento a una novela es que su lectura nos cambie y no nos deje indiferentes. “Para que nada se pierda” cumple y con creces este requisito.

Por último, también me gustaría señalar que esta obra fue galardonada con un premio literario, el “Ateneo Joven de Sevilla”. No debería ser algo reseñable pero creo que, en esta ocasión, el reconocimiento a la novela de Amoraga es más que justo. Estamos acostumbrados en este país a premios literarios otorgados de antemano y que no sirven más que para reconocer a figuras literarias con una carrera ya consolidada. Por esta razón, es realmente positiva la existencia de premios literarios como este Ateneo Joven de Sevilla. Gracias a él se han podido descubrir nombres importantes de nuestra literatura actual como Care Santos, Óscar Esquivias, Carmen Amoraga o, más recientemente, María Zaragoza, una autora joven madrileña de las que os presentaré alguna de sus novelas próximamente.

En definitiva,…

Aspectos positivos: “Para que nada se pierda” es una novela sensual y descarnada. Su autora es una novelista con un estilo literario más que impactante y que hace partícipe al lector de los personajes y la historia que se va narrando de la mejor manera posible, sugiriendo y no mostrando los hechos.

Aspectos negativos: Absténganse de leer esta novela aquellos lectores que huyan de descripciones pobladas y de novelas con mucha acción. “Para que nada se pierda” es una novela para disfrutar y paladear poco a poco.

Para aquellos que sigan interesados en su lectura, os dejo una pequeña entrevista con Carmen Amoraga que he encontrado por Internet en la cual define muy bien su tipo de escritura. No obstante y, antes de terminar esta reseña quisiera hacer una petición a la editorial Algaida. A muchísimos seguidores de Carmen Amoraga nos gustaría que se reeditara su inencontrable “Todas las caricias” que se publicó hace ya unos cuantos años. Me he pateado cientos de librerías de viejo y es una novela imposible de localizar.

Próxima reseña: “Seis sospechosos” de Vikas Swarup. (Editorial Anagrama)

1 comentario

Añade el tuyo
  1. Mari [Visitante]

    No he leído nada de ella, está en mi enoooorme lista de pendientes. Ahora me dejas con la duda de cual leer antes.
    Excelente reseña.
    Saludos

+ Deja tu Comentario