“Nunca te fíes de un policía que suda” de Antonio Gómez Rufo

“Nunca te fíes de un policía que suda” de Antonio Gómez Rufo


antoniogomezrufoTítulo: Nunca te fíes de un policía que suda

Autor: Antonio Gómez Rufo

Editorial: Lengua de Trapo

Sinopsis: 1935. La Duda, un pequeño pueblo en la frontera extremeña con Portugal, es escenario del brutal asesinato de una mujer; el sospechoso, un joven del otro lado de la raya. Empujado por el fervor de sus habitantes, el alcalde decide secuestrar y detener al presunto asesino, lo que amenaza con provocar un conflicto con el Estado Novo del dictador Salazar. El inspector Salcedo será el encargado de resolver el asesinato y, así, no solo detener al culpable, sino también evitar otro choque entre dos regímenes tan opuestos como la dictadura de Salazar y la Segunda República española.Nunca te fíes de un policía que suda, ganadora del III Premio de Novela Negra otorgado por la Institució Alfons el Magnànim, es un poderoso relato en el que se conjuga la intriga y la tensión propias del género con la precisión y la inteligencia narrativa de Antonio Gómez Rufo, que hace del inspector Salcedo un personaje imborrable para sus lectores.

(Sinopsis extraída de la página web http://www.casadellibro.com/libro-nunca-te-fies-de-un-policia-que-suda/9788483812181/2573776)

Opinión: Hoy os traigo una reseña de una novela muy agradable y que ha caído en mis manos por simple coincidencia. Andaba yo buscando lectura para entretenerme en uno de los vuelos que he cogido estos meses, y pensé que una novela negra sería una buena opción. Lo primero que me hizo decantarme por “Nunca te fíes de un policía que suda” fue su autor, Antonio Gómez Rufo. Ya había leído su novela “La abadía de los crímenes” y me dejó un estupendo sabor de boca. No cabe duda de que su labor profesional como guionista le ha ayudado a convertir sus libros en estupendos artefactos narrativos. Además, una vez leída esta novela de la que os hablo, tuve la suerte de escucharle, ya hace tiempo, en un acto literario en Madrid. Ni qué decir tiene que me fascinó. La verdad es que le había perdido la pista, ¿por qué no le debía dar una oportunidad otra vez?

A pesar de su horrendo título, “Nunca te fíes de un policía que suda” es una estupenda novela negra con multitud de aspectos positivos que permitirán a los lectores disfrutar de una lectura muy amena, que trata de reflejar la historia de una parte de España que muchos desconocemos. Se trata de ese período que antecede a la guerra civil española que se disecciona, en este libro, a través de un hermoso análisis sobre la fisonomía y costumbres de esa España olvidada por los manuales de historia. Por todo ello,  hay que darle la enhorabuena a la editorial Lengua de Trapo por haber apostado tan fuerte por una obra como esta, que, además, ha ganado el premio Valencia de novela negra. Sin duda, será un reclamo para que los lectores puedan reparar en la historia del inspector Salcedo y del pequeño Lucio, que tratan de descubrir el culpable de un asesinato y un secuestro turbio que rompen las costumbres de un pequeño pueblo extremeño y otro portugués allá por el año 1935.

Cabe destacar también que estamos ante una novela negra que utiliza los resortes del género para ir un paso más allá. No solo acompañeremos al inspector Salcedo para investigar el asesinato. Cuando cualquier lector concluya este libro, se dará cuenta de que “Nunca te fíes de un policía que suda” es una novela con varias capas de lectura. De esta forma, incluso hasta el lector más exigente se podrá ver recompensado. Los amantes del género negro tratarán de descifrar, con mayor o menor fortuna, el culpable del asesinato de la jóven habitante de La Duda. Los que prefieran una novela de aprendizaje, seguirán con interés las andanzas del pequeño Lucio, un chico muy espabilado cuyo potencial se está perdiendo por no poder recibir la educación reglamentaria para su edad. Los que quieran conocer la situación política y las relaciones entre España y Portugal, también tendrán en “Nunca te fíes de un policía que suda” una buena compañía para sus horas de lectura. Teniendo todo esto en cuenta, pasemos a analizar los aspectos más destacables de esta novela que os presento hoy.

En primer lugar, lo más destacable de esta novela es su fenomenal ambientación. Mediante unas simples pinceladas, Gómez Rufo nos mete de lleno en un ambiente rural opresivo y gris. Además, Gómez Rufo trufa las intervenciones de los personajes con un léxico muy evocador y un idiolecto realmente conveniente para esta novela negra costumbrista. Los lectores seremos partícipes de la forma de vida de una España aislada y rural. Este ambiente que trata de reflejar el autor en “Nunca te fíes de un policía que suda” me recuerda mucho a ciertas películas de Víctor Erice que han quedado en la mente de muchos espectadores exigentes. Ese ritmo cinematográfico que contiene este libro lleva al lector a devorar sus páginas de forma compulsiva. Quizás este sería otro aspecto no muy destacable de “Nunca te fíes de un policía que suda”. Cuando se termina de leer, uno se queda con una sensación extraña, puesto que la historia de este libro podría haber dado para algo más.

En segundo lugar, nos encontramos con una novela que tiene una trama bien desarrollada y que guarda el interés como en toda obra de misterio que se precie. De hecho, el final sorprenderá al lector más avezado de este género. La división en capítulos donde se va desarrollando la acción de forma muy rápida hace que la novela gane en mucha intensidad. Iremos conociendo a través del inspector Salcedo, un hombre que viaja desde Madrid hasta Extremadura para encargarse del caso y que hace frente a una pesada carga sentimental del pasado, todas las vicisitudes de los principales habitantes de la Duda y  las relaciones personales que se van entretejiendo entre ellos. Desde mi punto de vista, las escenas más logradas son la entrevista en la casa del alcalde y la charla con el pequeño Lucio en el bar del pueblo. Ni que decir tiene que el final de la novela, además de ser sorprendente, nos deja con cierta melancolía porque la relación que se establece entre el pequeño Lucio y el inspector es realmente bella. Dos personas que vienen de dos mundos tan diferentes y que pertenecen a dos generaciones tan distintas se han unido en una historia muy potente.

Además de todo lo anterior, estamos ante una novela de personajes muy potentes. Tanto Lucio, como Salcedo o el alcalde y tantos otros forman parte de una trama potente en la que cada uno juega un papel imprescindible. El primero representa la inocencia y las oportunidades perdidas. El segundo representa al hastiado inspector que con sagacidad logra resolver el caso. El tercero representa al cacique de pueblo típico de aquella época. Así podríamos continuar hasta el infinito. Esta coralidad dentro del plantel de personajes secundarios permite a la novela ganar en riqueza y en muchos matices. Esto la diferenciaría del resto de novelas negras donde vemos al inspector como protagonista plenipotenciario y al resto de secundarios que actúan a rebufo de él.

En definitiva…

“Nunca te fíes de un policía que suda” será una grata lectura para los amantes de la novela negra que busquen algo diferente. La prosa de Gómez Rufo es colorida, sincera, perspicaz y muy reivindicativa. La trama que ha dibujado en este libro podría haber dado algo más de sí, pero, incluso así, nos dejará un misterio que acaba siendo resuelto de una manera sorprendente.

El único punto negativo que encuentro a la novela es su terrible título. De hecho, creo que puede echar para atrás a los potenciales compradores del libro. Bien es cierto que tiene ciertas reminiscencias de aquellas novelas del oeste que leían nuestros abuelos, pero los tiempos han cambiado y, en este caso, el título de esta obra parece más bien una broma de mal gusto. También me gustaría hacer un llamamiento a la editorial Lengua de Trapo para que actualice su página web. Es muy extraño que, tratándose de una novedad de este año, no aparezca ni rastro de ella en el catálogo de Lengua de Trapo. Es una verdadera pena, puesto que se trata de otro obstáculo para que los potenciales lectores de este libro tengan más información sobre él.

Para concluir, os dejo con una entrevista de mucho interés para aquellos que queráis conocer algún detalle más sobre la obra de Antonio Gómez Rufo y sobre su trayectoria profesional. No dudéis en seguirle la pista. Sus libros merecen mucho la pena. Os lo aseguro.

 

Próxima reseña: “Como si no hubiera un mañana” de Nieves Herrero (Editorial La Esfera de los Libros)

+ No hay comentarios

Añade el tuyo