"Nosotras que lo quisimos todo" de Sonsoles Ónega

"Nosotras que lo quisimos todo" de Sonsoles Ónega


"Nosotras que lo quisimos todo" de Sonsoles Ónega

Título: Nosotras que lo quisimos todo

Autor: Sonsoles Ónega

Editorial: Planeta

Sinopsis: Beatriz, directora de Compras en una multinacional de lencería, recibe una irresistible y prometedora oferta profesional. Si no estuviera casada y con dos hijos, habría contestado de inmediato, pero el ascenso implica instalarse en Hong Kong. Beatriz vive agotada, debatiéndose entre trabajar en lo que le gusta y disfrutar de la vida familiar que desea. Dado que su marido, responsable de la cadena de clínicas dentales que heredó de su padre, no estará dispuesto a seguirla a Hong Kong, Beatriz comienza una investigación sobre la conciliación de la vida personal y laboral como medio para ser capaz de tomar una decisión. ¿Por qué elegir A o B? ¡Existe un plan C! Sonsoles Ónega ha escrito una novela con compromisos, atrevida, tierna y reivindicativa que plantea una profunda reflexión: ¿nos han timado?

(Sinopsis extraída de la página web de la editorial http://www.planetadelibros.com/nosotras-que-lo-quisimos-todo-libro-188596.html)

Opinión: Hoy os traemos una reseña de una novela divertida, dura y muy reivindicativa. Se trata de la ópera prima de la periodista madrileña Sonsoles Ónega, “Nosotras que lo quisimos todo”. En ella ha querido hacer una protesta sobre la situación de la mujer en el siglo XXI y el resultado ha sido, sin duda, exitoso. Pienso así porque la autora madrileña ha sido capaz de adornar toda la novela con unos matices humorísticos que le dan mayor realidad y verosimilitud al conjunto de la historia. Ónega nos presenta la historia de Beatriz, mujer de negocios en una gran empresa, que es tentada para un puesto de trabajo en Hong Kong. Éste es el desencadenante de una serie de reflexiones sobre la maternidad y el papel de la mujer en las relaciones de pareja. Bien es cierto que en algunos momentos de la novela, Ónega se compromete y acepta los preceptos del feminismo más radical y llega a culpar a los hombres de manera algo hiriente sobre el estado de las mujeres que necesitan cuidar por igual su vida profesional y laboral. No obstante, ese es otro de los éxitos de la novela. Presenta de forma directa y descarnada los pensamientos de una mujer de ficción, pero que podría ser cualquiera de las que se encuentran a nuestro alrededor.

No busquen en esta novela un libro pausado que les dure mucho tiempo. “Nosotras que lo quisimos todo” es literatura de consumo rápido. Está bien escrita, presenta una historia interesante y se lee muy rápidamente. Por todo esto, creo que la autora ha cumplido su objetivo con creces. La historia de Beatriz merecía ser contada porque puede ser el reflejo de una generación de mujeres que se han visto fuera de lugar en un mundo y en una sociedad cruel y muy dañina. La novela también contiene elementos dramáticos, humorísticos y psicológicos que denotan el fuerte trabajo que ha llevado a cabo la autora para presentarnos esta novela. Por todo ello, les recomiendo encarecidamente su lectura, pero tengan en cuenta que “Nosotras que lo quisimos todo” es algo más que una novela. Es una queja, una reivindicación, una protesta sobre una situación injusta que vivimos en la sociedad de nuestros días. Además, es una lectura entretenida, amena, directa e inteligente. ¿Alguien puede pedir más? Pasemos, no obstante, a analizar algunos aspectos reseñables sobre esta primera obra de Sonsoles Ónega.

El estilo literario y el ritmo narrativo de Ónega son directos, concisos y rápidos. Son muy adecuados para un libro que puede ser una compañía perfecta para un viaje corto en tren o en autobús, por ejemplo. Al ser una obra con un fuerte componente humorístico, el lector no tendrá ninguna clase de problema a la hora de enfrentarse a la lectura de “Nosotras que lo quisimos todo”. Las frases están muy bien escritas, el vocabulario es cuidado y no hay muchas imágenes que dificulten la comprensión del texto. A pesar de que, en algunas ocasiones, los lectores podemos llegar a suponer cuál va a ser el desenlace de la novela, “Nosotras que lo quisimos todo” no pierde ni un atisbo de su frescura en ningún momento. De hecho, cuando terminamos el libro, seremos conscientes de que el valor más destacable de la autora no ha sido saber contar una historia. Lo que hay que reconocerle es el valor de poner en relieve una situación social a la que se le debía dar voz ya desde hacía tiempo. “Nosotras que lo quisimos todo” es literatura de entretenimiento, efectivamente, pero de una gran calidad.

Si analizamos los personajes, nos daremos cuenta de que Beatriz, el personaje principal de la novela, no es una simple criatura de ficción. Es una figura que sirve como referente de todas las mujeres cuya edad va de los treinta a los cuarenta años y que intentan mantener su vida profesional y familiar. La obra está plagada de diálogos chispeantes y llenos de gracia intercalados con monólogos interiores que nos demuestran los verdaderos sentimientos de la protagonista. Mediante una serie de pinceladas perfectas, seremos partícipes de los miedos de la protagonista y de sus verdaderos pensamientos. Nos reiremos cuando nos desvela sus opiniones no siempre positivas acerca de los hombres que la rodean y también sentiremos miedo y cierto temor o lástima ante las dudas que le surgen sobre su relación de pareja con su marido, dentista de éxito en una ciudad a las afueras de Madrid. Ónega describe a la perfección en esta obra las relaciones de las mujeres de una generación con su familia, con sus hijos y con el género masculino. No les quepa duda de que estamos ante un documento de mucho valor cuando, dentro de treinta o cuarenta años, se estudie la generación que vivió el final del siglo XX y vive el principio del siglo XXI.

La trama de la novela, por último, está bien diseñada y se puede asemejar a un guión cinematográfico. De hecho, mientras iba leyendo la novela, iba pensando en algún director de cine español actual que podría hacer un gran trabajo con el texto de Sonsoles Ónega. El lenguaje que se utiliza es muy visual y esto podría ayudar a la hora de gestionar un largometraje ciertamente interesante. Además, las escenas son rápidas y cada capítulo no se detiene en descripciones insulsas o reiterativas. El lector no perderá el interés en lo que se está narrando debido a la frescura y a la verosimilitud extrema de las situaciones que vive Beatriz, la protagonista. Algunos lectores hubieran echado de menos, quizás, un poco más de desarrollo en algunas de las acciones que se nos cuentan. Desde mi punto de vista, no es algo realmente necesario. Ónega ha dado con el punto exacto en la trama. Cualquier otro autor hubiera aprovechado para estirar la trama hasta extremos insospechados, lo cual habría perjudicado mucho al conjunto de la obra.

En definitiva, “Nosotras que lo quisimos todo” es una obra dirigida a todo tipo de público para una lectura fácil, amena, rápida y llena de reflexión. Las mujeres se verán reflejadas y comprendidas y los hombres podrán comprender a sus parejas mejor, aunque también algunos podrán sentirse atacados. Sonsoles Ónega ha escrito una novela atrevida y políticamente incorrecta que no dejará indiferente a nadie. No duden en salir corriendo hasta su librería más cercana. Este primer trabajo de la conocida periodista madrileña les proporcionará grandes horas de lectura.

A modo de conclusión, os dejo una entrevista con la autora de esta novela, Sonsoles Ónega, en la que habla sobre el proceso de creación de “Nosotras que lo quisimos todo”. Os podrá ser de utilidad para comprender algunas de las claves de esta divertida novela que os hemos reseñado hoy. Como ya hemos dicho anteriormente, si queréis pasar un buen rato con una novela bien escrita y sobre un tema actual, no dudéis en haceros con “Nosotras que lo quisimos todo”. Las mujeres pasaréis un buen rato sintiéndose identificadas con el tema del libro y los hombres seréis conscientes de las principales quejas de las mujeres del siglo XXI.

Próxima reseña: “Un hijo” de Alejandro Palomas (Editorial La Galera)

+ No hay comentarios

Añade el tuyo