"Mañana, a las seis" de Raquel Sánchez Silva

"Mañana, a las seis" de Raquel Sánchez Silva


"Mañana, a las seis" de Raquel Sánchez Silva

Título: Mañana, a las seis

Autor: Raquel Sánchez Silva

Editorial: Planeta

Sinopsis: Lucía es una mujer en crisis que renunciará a todas las comodidades de una vida estable para vivir al límite sus pasiones y entregarse a ellas como una niña. Alrededor de Lucía, unos curiosos personajes que miran al universo esperando alguna señal redefinirán el mundo que ella nunca se para a escuchar: una madre que prepara su gran despedida, una chica mágica en busca de sonidos del espacio exterior, un gato entrometido, una vecina sexy y rotunda, pura tentación, una camarera adivina, un novio rico de alma pixelada y un hombre de sexualidad implacable, un seductor… de libro. Mañana, a las seis es un viaje apasionante por aquellos sueños que nos hacen cuestionarnos el valor de lo que tenemos. Una novela de fuertes emociones vitales, que es también una conmovedora historia familiar, de amistad y traición.

(Extraída de http://www.planetadelibros.com/manana-a-las-seis-libro-117956.html)

Opinión: Sí, tengo que reconocerlo. Cuando me enteré de que Raquel Sánchez Silva se estrenaba en el mundo de la novela, me picó muchísimo la curiosidad. La periodista extremeña es uno de los personajes televisivos que mejor me caen y, por eso, le di un voto de confianza. Llevo una temporada leyendo novelas de periodistas mujeres de la misma generación que Raquel Sánchez Silva y me están gustando bastante, así que no dudé en acercarme a la Feria del Libro de Madrid para hacerle una visita y conseguir “Mañana, a las seis”. Pude charlar con Raquel durante un breve espacio de tiempo pero fue un rato muy agradable. Me sorprendieron su cercanía, las buenas vibraciones que transmitía y las ganas que ponía en explicarnos a cada uno de sus lectores las bondades de su Lucía, protagonista de esta deliciosa novela que hoy os reseño.

La trama de esta novela podría enmarcarse en varios géneros: sentimental, psicológico y generacional. Sánchez Silva se mueve como pez en el agua en las páginas de esta novela y nos narra de una manera muy introspectiva las vicisitudes de la vida sentimental del personaje principal, Lucía y del conjunto de personajes secundarios que se mueven a su alrededor.

Ya quisieran muchas primeras novelas tener la calidad de prosa y la riqueza léxica con la que cuenta la autora extremeña. No obstante, Mañana, a las seis va a ser carne de las críticas de los de siempre. Esos que, en cuanto ven una cara bonita que aparece en la contraportada de la novela, no dudarán en despedazarla. Den una oportunidad a este libro. Adéntrense en él olvidando que su autora aparece en televisión. Piensen en ella como una joven periodista que comienza en el mundo literario. Les aseguro que la prosa de Sánchez Silva y la historia que cuenta les envolverá sin remedio. Lucía, la personaje principal, cuenta las cosas de una manera tan franca y directa que conseguirá embaucarnos sin que nos demos cuenta.  Por estas razones, vamos a pasar a analizar algunos aspectos importantes de este libro que os recomiendo decididamente.

Una de las partes fundamentales de esta novela son los personajes. Funcionan como un perfecto engranaje en el que cada uno cumple su función a la perfección. No obstante, Lucía se lleva la palma como el personaje con más fuerza y mejor desarrollado psicológicamente. Su relación matrimonial que está al borde de la quiebra, su posterior pasión arrebatadora, sus conversaciones con su madre y su relación amor-odio con su vecina argentina nos dibujan a una mujer joven e insegura que va ganando confianza a lo largo de la novela. Lo más logrado, sin duda, en esta parte de Mañana, a las seis es que cada una de estas personas que pueblan el libro tienen su propio perfil psicológico. Los lectores llegamos a sentir empatía o rechazo por sus actuaciones. En definitiva, tienen un carácter definido, verosímil y creíble.

El léxico y el estilo literario utilizado por Sánchez Silva es fresco, moderno, impulsivo, incisivo, directo y evocador. La periodista extremeña se podría haber conformado con presentarnos una simple historia de pasión vivida hasta el extremo plagada de momentos morbosos, como hacen miles de historias que copan nuestro mercado editorial patrio. Nada más lejos de la realidad. Mañana, a las seis contiene multitud de escenas donde prima la elegancia y la evocación de sueños de una manera sutil y delicada. Les aseguro, por ejemplo, que he visto pocas novelas que traten un tema tan delicado como la muerte de un ser querido de una manera tan realista y verosímil. ¡Hay que felicitar a la autora por ello!

Si nos fijamos en los diálogos, parte fundamental de cualquier buena novela que se precie, nos encontraremos otro de los puntales de esta primera novela de Raquel Sánchez Silva. Lucía podría ser nuestra vecina, nuestra amiga, incluso nuestra pareja. Por esta razón, hay que reconocer que los diálogos que va manteniendo con el resto de personajes que le rodean son creíbles, sencillos y directos. Les aseguro que, para ser una primera novela, estamos ante un tanto a favor muy importante para la autora de Mañana, a las seis.

En cuanto a la trama de la novela, se puede seguir con mucha facilidad, puesto que va transcurriendo de una forma lógica y coherente. La novela contiene algún que otro flashback que enriquecerá a los lectores a la hora de conseguir comprender las reacciones de los personajes. Asimismo, la novela contiene sorpresas que van sucediéndose a lo largo de la narración y que dejarán al lector pegado al asiento con ganas de saber más.

En definitiva…

Aspectos positivos: Mañana, a las seis es una novela interesante, evocadora y muy bien escrita que nos muestra la lucha de una joven mujer por librarse de las convenciones y de una vida que no la satisface. El retrato que Sánchez Silva hace de diferentes ciudades es muy acertado y permite al lector involucrarse y sentir lo que está leyendo. Es una ópera prima de lo más recomendable. Los lectores más exigentes únicamente tendrían que olvidar la procedencia televisiva de Raquel Sánchez Silva. Los prejuicios nunca son buenos. Les aseguro que si se adentran en Mañana, a las seis no saldrán indemnes. Desde este blog, esperamos más trabajos narrativos de la periodista extremeña, sin lugar a dudas.

Aspectos negativos: Es una pena que Raquel Sánchez Silva vaya a tener que enfrentarse a críticas destructivas hacia su novela de personas que todavía no se la han leído. El hecho de que su autora aparezca en televisión hará que Mañana, a las seis llegue a un número enorme de lectores. Esperemos que los prejuicios no hagan desfallecer a una autora que promete mucho.

A modo de conclusión y para aquel que tenga curiosidad y quiera seguir conociendo algo más sobre la autora o sobre el proceso de creación de la novela, os dejo un par de vídeos donde la misma Raquel Sánchez Silva nos cuenta más cosas sobre esta deliciosa Mañana, a las seis.

Próxima reseña: “Tokio ya no nos quiere” de Ray Loriga (Editorial Alfaguara)

+ No hay comentarios

Añade el tuyo