"Luisa y los espejos" de Marta Robles

"Luisa y los espejos" de Marta Robles


"Luisa y los espejos" de Marta Robles

Título: Luisa y los espejos

Autor: Marta Robles

Editorial: Planeta

Novela ganadora del Premio Fernando Lara 2013

Sinopsis: Dos vidas transcurren paralelas. Luisa Aldazábal es una mujer actual que después de estar tres meses en coma decide dar un giro radical a su vida. La Marchesa Casati, personaje real, decide convertirse en una obra de arte viviente y, adelantándose a su tiempo, se atreve a ser libre por encima de todo convencionalismo, tanto en su delirante relación con el escritor Gabriele D’Annunzio, como en su destacada labor como mecenas y musa de los grandes artistas de la Belle Époque.  Luisa descubrirá por azar a la Marchesa y encontrará en su extravagante conducta un espejo de inspiración para salir de su monótona existencia y recuperar la pasión amorosa y artística.

(Extraída de http://www.planetadelibros.com/luisa-y-los-espejos-libro-92706.html)

Opinión:Vuelve al terreno de la narrativa la periodista madrileña Marta Robles. En esta ocasión, lo hace por la puerta grande como ganadora del Premio Fernando Lara 2013. Hace bastante tiempo me adentré en su volumen de relatos “Las once caras de María Lisboa” y me dejó con un buen sabor de boca. Por este motivo, me decidí por “Luisa y los espejos”. Además, el argumento de la novela es muy atrayente. ¿Qué más podía pedir?

Los mimbres con los que Robles ha construído la novela eran muy prometedores. La ciudad de Venecia, un argumento histórico que no siempre ha sido tratado en la narrativa española actual y dos personajes muy atrayentes eran razones mucho más que poderosas para leer esta novela. Sin embargo, he de decir que Marta Robles ha fallado estrepitosamente en esta ocasión. Es una novela que podía haber dado mucho más de sí. “Luisa y los espejos” alterna la recreación histórica del personaje de la Marquesa Casati y de otra Luisa actual, Luisa Aldazábal. La primera parte mantiene el ritmo narrativo a la perfección y no pierde el interés, pero la segunda historia pierde el fuelle a las primeras de cambio. Los diálogos en esta última son fríos y aburridos. Creo que éste es el principal fallo de la novela. “Luisa y los espejos” hubiera ganado muchos más enteros si Robles hubiera basado su argumento en la parte histórica pura porque ya era lo suficientemente interesante.

Si analizamos más detenidamente “Luisa y los espejos” tenemos que fijarnos en varios de sus aciertos y fallos más destacables. Como ya hemos contado anteriormente, las dos historias que se alternan en la novela son de niveles claramente diferentes. La parte histórica en la que se nos presenta la figura histórica de la Marquesa Casati es absolutamente subyugante. Robles ha sabido ver a la perfección los vericuetos psicológicos de un personaje tan complejo como Casati. No obstante, la historia de Luisa Aldazábal es plana y bastante burda. Los diálogos están carentes de interés y pierden verosimilitud a la mínima de cambio.

Por otra parte, el estilo literario de Marta Robles es más bien barroco. Quiero decir que las frases son largas y el vocabulario utilizado es rebuscado en muchas ocasiones. Es cierto que, al tratarse de una novela donde el mundo del arte está muy presente, a muchos lectores les costará un poco de esfuerzo seguir la narración con fluidez. No obstante, se le nota a Robles su procedencia periodística. No se encontrarán grandes deslices ni errores a lo largo del libro. No obstante, es una pena que se haya desaprovechado un material tan bueno como el de esta novela. El conjunto de “Luisa y los espejos” es un libro plano y que podía haber ido mucho más allá.

Desde mi punto de vista, de todos los personajes que se muestran en “Luisa y los espejos”, la que se lleva la palma es la Marquesa Casati. Su desarrollo psicológico es soberbio y su caracterización es completísima. Además, Robles ha sabido insuflar alma a un personaje que se quedará con nosotros mucho tiempo después de leer la novela. Por cierto, está increíblemente bien narrada la relación sentimental que mantuvo la Casati con el escritor Gabriel D’Annunzio. No se la pierdan.

No obstante, la historia de Luisa Aldazábal, la actual, es mucho peor y hace desmerecer el conjunto de la novela. Por muchos intentos que Robles ha hecho por equiparar a las dos Luisas, los lectores siempre vamos a sentirnos mucho más atraídos por la grandeza y la decadencia de la época de la Marquesa.

En definitiva…

Aspectos positivos: “Luisa y los espejos” cuenta dos historias decentemente narradas, a pesar de que la recreación histórica de la Marquesa Casati es mucho mejor que la de Luisa Aldazábal. El estilo literario de Marta Robles es, simplemente, correcto.

Aspectos negativos: Es una verdadera lástima que la autora no haya aprovechado más el material con el que ha trabajado. “Luisa y los espejos” se queda en muchas ocasiones en tierra de nadie. Hay fragmentos en los que parece que remonta el vuelo y nos vamos a encontrar con una novela que vamos a recordar, y hay otros fragmentos que nos hacen aburrirnos y matarnos de tedio a los lectores. En resumen, esta novela es un “quiero y no puedo”. Otro aspecto a debatir sería el hecho de que esta novela haya sido la mejor de todas las presentadas al premio Fernando Lara 2013. Esto habría que preguntárselo al jurado para salir de dudas.

No obstante, para aquel que quiera conocer más sobre esta novela y sobre su autora, os dejo una entrevista que os va a resultar muy interesante.

Próxima reseña: “La vida en obras” de Alberto Marcos (Editorial Páginas de Espuma)

5 Comentarios

Añade el tuyo
  1. Gabi Neila

    Hola a los dos:

    En primer lugar, os quiero dar las gracias por vuestros comentarios. Un blog se alimenta del debate y de las opiniones. La sensación que tuve al leer “Luisa y los espejos” fue de total desazón. Considero a Marta Robles una estupenda periodista. Tenía los mimbres para hacer una novela espectacular. No obstante, sigo pensando que la historia de Luisa Aldazábal es muy forzada. El juego de espejos que se crea entre las dos historias refleja claramente, desde mi punto de vista, que la Marchesa Casati es un personaje histórico de tanta fuerza que la Aldazábal queda eclipsada por completo. Con respecto al premio, sólo tengo que decir que no he leído el resto de novelas que se presentaron al Fernando Lara. Por eso, no puedo opinar sobre si lo ha ganado porque lo merece. Simplemente lo desconozco.

    Saludos,

    Gabriel

  2. Cristina Pujol de Lara [Visitante]

    Estoy totalmente en desacuerdo contigo. Al igual que tú, me lancé a leer Luisa y los espejos animada por los buenos ratos que pasé con “Las once caras de María Lisboa” y de nuevo disfruté con la obra de Marta Robles. Me encantó. Y tengo que confesar que, aunque Luisa Casati me impresionó, Luisa Aldazabal me fascinó. En ningún momento me aburrí, pues la autora maneja con maestría la mezcla de los dos mundos de las protagonistas. Mantiene un buen ritmo en todo momento y nos brinda un brillante final por lo inesperado. Yo la recomiendo, “Luisa y los espejos” está llena de momentos mágicos que hacen que sea una novela para no olvidar. Ha ganado el premio Lara porque lo merece.
    Un saludo.

  3. Luis Martín [Visitante]

    Mi percepción es absolutamente contraria. Creo que el texto de “Luisa y los espejos” está muy equilibrado en sus dos partes. E incluso añadiría, que, literariamente, me interesa más la evolución y el desenlace de la historia de Luisa Aldázabal. El descubrimiento de la marquesa Casati me parece sensacional, pero creo que más información sobre ella hubiera sido excesiva. Coincido en que la relación entre Luisa Casati y Gabrielle D’Annunzio es subyugante, pero la correspondencia entre Luisa Aldazábal y Gabriel Quiroga me parece muy emocionante. Yo creo que es una buena novela.

  4. Mari [Visitante]

    Aquí lo tenía claro, no me gusta Marta Robles, y por lo que cuentas, una vez más se aprecia que los premios en este país, son como mínimo extraños.
    No me hubiera acercado a ella, y ahora con más motivo, eso sí tu reseña, genial como siempre.
    Un abrazo

+ Deja tu Comentario