“Los días felices” de Mara Torres

“Los días felices” de Mara Torres


Título: Los días felices

Autor: Mara Torres

Editorial: Planeta

Sinopsis: «Si el ser humano quiere saber cómo es su vida solo tiene que observar su día de cumpleaños cada cinco años desde la mañana a la noche. Porque cada cinco años el mundo cambia y cuando uno se quiere dar cuenta, es otro.»

Miguel recibe una tarde la llamada inesperada de Claudia. A partir de su encuentro, la novela narra la vida de Miguel contada a través del día de su cumpleaños cada cinco años: el tiempo en Cambria; la relación con su mejor amigo; la universidad; la ciudad; y, sobre todo, los sentimientos y sus contrapartidas. En Los días felices, Mara Torres describe la etapa más cambiante del ser humano, en la que el amor, la amistad, la cotidianidad y los sueños quedan reflejados en una historia tan sencilla, compleja y divertida como la propia vida.

(Sinopsis extraída de la página web de la editorial https://www.planetadelibros.com/libro-los-dias-felices/254445)

Opinión: Hacía ya tiempo que una novela no me reconciliaba con la vida de la forma que “Los días felices” ha hecho. No es algo nuevo para mí, puesto que la narrativa de Mara Torres tiene un poder hipnótico en todo aquel que se acerque a ella. Ya nos sorprendió con “La vida imaginaria”, que se convirtió en finalista del Premio Planeta 2012, y cinco años después Torres nos ha regalado una novela muy complementaria a su ópera prima. En esta ocasión “Los días felices” se lee en clave de retrato generacional y, por tanto, conectará con una legión de lectores cuya realidad ya no se ve reflejada en las novelas actuales de nuestro país. Además, la prosa de Mara Torres es sencilla, directa y sin artificios. Aunque pudiera parecer que sus obras son simples, hay que afirmar que llevan un amplio trabajo detrás para dotarlas de una fuerza expresiva muy importante. Por estos motivos, me he decidido a reseñar “Los días felices”. Este es uno de esos libros que levanta ánimos y que nos pone el alma del revés. Mara, como buena periodista, es una diseccionadora del alma humana de primer orden. Lo mismo nos cuenta una noticia con un tono amable y cercano, que nos presenta las vidas de unos personajes que podrían estar a nuestro alrededor. Y todo ello lo realiza sin ningún atisbo de impostura. Ahí radica su éxito.

“Los días felices” nos cuenta la historia de Miguel. A lo largo de las páginas de la novela, iremos buceando por diferentes partes de su vida. Torres cuenta en las presentaciones de este libro que la vida de una persona se puede analizar cada cinco años. Creo que no le falta razón. Vamos a ser partícipes de la adolescencia de Miguel y su grupo de amigos, de sus primeros trabajos, de su vida en pareja y, finalmente, de sus frustraciones por no haber conseguido lo que esperaba en la vida. Bien es cierto que la novela nos hace pasar por diferentes estados mientras la leemos. Por un lado, nos encontraremos con fragmentos llenos de humor como son los que se dedican al jefe de Miguel en la gran multinacional y, por otro lado, partes de gran intensidad como la discusión que pone fin a su matrimonio con ya 35 años. De cualquier forma, habría que rechazar cualquier etiqueta sobre esta novela. “Los días felices” juega con muchos géneros diferentes a su antojo. Estamos ante una novela de humor, de sentimientos, generacional, pero, sobre todo, llena de vida.

Torres juega con varios aspectos muy favorables dentro de este novela. El primero son los personajes. A pesar de que Miguel sea la voz cantante dentro de la trama, el resto de secundarios que le rodean tienen una voz propia que les hace inconfundibles. Desde Pecu y su padre, cuya relación normaliza la realidad de las familias homosexuales, hasta la propia familia de Miguel que es tan tradicional en sus convenciones sociales, pasando por todas las parejas de Miguel que cumplen su función de acuerdo a la edad en la que le acompañan, todas forman un cosmos de la realidad que nos ha tocado vivir en este siglo XXI. Mara Torres ha sabido narrar con verosimilitud la historia de unos personajes actuales y que forman parte de un país cambiante y en constante ebullición. El segundo es la elegancia con el que Torres trata temas muy complejos. Por las páginas de “Los días felices” vemos asuntos tan espinosos como la muerte, el amor, el desamor, las desilusiones o el poder de las convenciones sociales. Todos ellos están vistos desde un prisma verosímil que presenta, sin medias tintas, la realidad de una generación que ha abandonado sus sueños a la fuerza muy pronto. Por último, os hablaría del estilo literario de la autora. Leer cualquier narración de Mara Torres es como escuchar a tu mejor amigo contándote sus peripecias. Los sentimientos se agolpan una vez que vas pasando las páginas. No obstante, el más importante es el de la familiaridad. Entre las páginas de “Los días felices” nos sentiremos como en casa.

Con todo lo que os acabo de contar, solamente quiero intentar convenceros de que leáis el último trabajo narrativo de Mara Torres. Ya sabéis que no soy de los que suele recomendar cualquier libro firmado por periodistas que aparezcan en televisión. El mercado literario de nuestro país está hecho unos zorros y las editoriales tienen que apostar por firmas de venta segura que no siempre presentan productos literarios dignos. No es el caso de Mara Torres. La misma seriedad con la que nos presenta su trabajo en “La 2 Noticias” la utiliza para afrontar su literatura. Tanto “La vida imaginaria” como “Los días felices” son dos novelas que se leen con fruición y que crean lectores. No cabe duda de que la periodista madrileña aún guarda en su cabeza más historias con las que deleitarnos en un futuro próximo. Lo deseo con todas mis fuerzas. Desde sus años en el programa radiofónico “Hablar por hablar”, ha ido granjeándose el rigor con el que suele trabajar, y hay que agradecerle que sea una de esas periodistas que se toma la literatura muy en serio.

Para terminar os dejo con una entrevista con Mara Torres en las que nos cuenta algunos aspectos curiosos sobre “Los días felices”. Recomiendo que aquellos que no hayan podido asistir a ninguna de sus presentaciones echen un vistazo a este vídeo. Mara encandila con solo escucharla. Por eso, os aseguro que os van a entrar unas ganas tremendas de haceros con un ejemplar de “Los días felices” en vuestra librería más próxima. Es una novela optimista, llena de realidad y con unos personajes reconocibles por todos. ¿Qué más se podría pedir?

Próxima reseña: “Basta con vivir” de Carmen Amoraga (Ed. Destino)

+ No hay comentarios

Añade el tuyo