“La mirada del otro” de Fernando Delgado

“La mirada del otro” de Fernando Delgado


Título: La mirada del otro

Autor: Fernando Delgado

Editorial: Planeta

Sinopsis: Begoña, heredera de la tradición de una familia de la alta burguesía, descubre en su marido al lector secreto de un diario íntimo en el que ella cuenta la prematura experiencia que le desveló su interés por los hombres mayores. Su fidelidad a ese diario la inclina irremisiblemente a una doble vida en la que los deseos y la realidad se funden y confunden. A partir de aquí, y con una creciente intriga que cautivará al lector desde el principio, se asiste al duelo, muchas veces erótico, que esta compleja mujer sostiene entre la realidad y sus propios sueños. La mirada del otro es un sobrecogedor viaje al desamparo y a la soledad. Con una prosa de inalterable hermosura, Fernando G. Delgado nos muestra su capacidad para implicar al lector en un entramado sicológico repleto de emociones tan intrincadas como verosímiles.

Sinopsis extraída de la página web de la editorial https://www.planetadelibros.com/libro-la-mirada-del-otro/8669)

Novela ganadora del Premio Planeta 1995

Opinión: No os puedo decir con seguridad el motivo por el cual esta novela que os reseño hoy cayó en mis manos. Sí puedo afirmar que Fernando Delgado ha sido un periodista que me ha caído en gracia. Le seguí en su trayectoria en el programa de la Cadena SER “A vivir que son dos días” y, a partir de ese momento, siempre he pasado ganas de encontrar un momento para leer una de sus novelas. “La mirada del otro” quizás sea la más polémica dentro del conjunto de su obra porque, además de tratarse de una novela con alto voltaje erótico y sexual, fue la vencedora del Premio Planeta en su edición de 1995. Durante aquella época estaba muy de moda criticar la deriva comercial de este galardón. Está claro ahora y lo estaba entonces que Planeta es una empresa privada y puede apostar su dinero a caballo ganador si lo estima conveniente, eso está claro. Por aquel entonces, decidió durante algunos años galardonar a periodistas que tuvieran relación con el mundo de las letras. Es el caso del autor que os presentamos hoy. Fernando Delgado ya tiene en su haber una amplia carrera literaria en la que atesora dos grandes premios comerciales: el Planeta y el Azorín. Por este motivo, me he adentrado en el primer hito de su carrera “La mirada del otro” para tomar conciencia del valor de la literatura de este escritor tinerfeño.

“La mirada del otro” nos cuenta, en forma de diario, los avatares sexuales y psicológicos de Begoña, una representante de la alta clase madrileña. Sus relaciones con los hombres son problemáticas y los miembros de su familia, en especial su madre, reprueba constantemente su actitud errática. Begoña solo encuentra un espacio de desahogo en un diario que redacta para expresar sus sentimientos más íntimos. No obstante, todo cambia en el instante que comprueba que su marido la está espiando y lee sus diarios a escondidas. Como podéis comprobar estamos ante una novela de amplio cariz psicológico en la que Fernando Delgado trató de reflejar un personaje femenino principal como el de Begoña que eclipsa a todo aquel que pasa por su alrededor. Es egocéntrica, inestable y completamente arrebatadora. Ahí radica el éxito de esta novela. El personaje es un absoluto imán al cual vamos a amar u odiar, pero seguro que no nos dejará indiferentes. Por este motivo, y algunos otros que os paso a exponer, la verdad es que mi primer encuentro con la narrativa de Fernando Delgado ha sido satisfactorio. Es verdad que esta novela contiene algunos errores reseñables, pero que no empañan el conjunto de la historia.

Comenzaré este análisis reconociendo que “La mirada del otro” cumple a la perfección con los cánones de lo que se espera de un Premio Planeta. Es una novela dirigida a un público abiertamente femenino y su autor es un periodista de reconocido prestigio con una amplia versatilidad en el campo de la literatura. Además de todo esto, su trama contiene elementos suficientes para que una amplia legión de lectores se enamore de las peripecias de Begoña. No obstante, tengamos en cuenta de que “La mirada del otro” fue publicada hace ya 22 años. Los lectores de ahora nos adentramos en sus páginas con la mente puesta en novelas de género erótico mucho más burdas, como “Cincuenta sombras de Grey” y demás engendros. Por este motivo, “La mirada del otro” nos puede parecer naïf, y en algunos momentos demasiado reflexiva. De cualquier forma, Fernando Delgado impulsa la historia con un aliento poético y unas descripciones cuidadísimas que aportan una fuerza muy importante al conjunto de la novela.

En cuanto a los personajes, ya he dicho que Begoña es el más importante de todos. Su personalidad es tan arrolladora que eclipsa a todos los demás. Los hombres que pasan por su vida son meros títeres que sirven para alimentar el ego de una chica de clase alta que ha tenido todo en la vida, pero que utiliza el sexo redentor para ocultarse de los problemas que la rodean. En realidad, estamos ante una crítica cerrada a una clase social que se preocupa por minucias y que vive en una realidad paralela a la del resto del mundo. Cabe recordar que la acción de la novela transcurre a finales de la década de los 80 y principios de los 90, y que nuestro país está adentrándose en una profunda crisis económica que explotará tras los Juegos Olímpicos de Barcelona y la EXPO de Sevilla. Asimismo, también se debe reconocer la maestría del escritor tinerfeño para retratar las diferentes arterias de la ciudad Madrid por la que transcurre la trama de “La mirada del otro”. Con un par de pinceladas, Delgado nos sumerge en una ciudad en la que la soledad y la mirada de los otros nos hace sentirnos solos y aislados.

La estructura de la mirada del otro es ciertamente eficaz. La división de pequeños escritos divididos por entradas del diario de Begoña permite al lector una comprensión fácil y sin complicaciones del hilo narrativo que cimenta esta novela. Toda la trama, por su parte, está adornada por un estilo literario directo, depurado y con ciertos pasajes de halo poético que hace ganar en intensidad a la novela. Bien es cierto que Fernando Delgado arriesgó poco, si se analiza la novela una vez terminada. Lo que podría haber sido un retrato sociológico de la clase alta madrileña y el papel que jugaba la mujer a finales de los 80 y principios de los 90, se queda en un simple testimonio de una “loca” que actúa de manera caprichosa y egocéntrica pero sin ningún atisbo de verosimilitud. El final también se queda cojo si se toma el libro en su conjunto. Una vez que Delgado se centra en la relación de Begoña y su marido, tras descubrir este el diario de su mujer, el devenir de los personajes se torna fácil de preveer. No cabe duda de que el autor únicamente pretendía buscar una novela de entretenimiento para un público amplio que pudiese ayudarle a conocer el resto de su obra, pero quizás con un poco más de aliento narrativo y de coraje, “La mirada del otro” no hubiese sido uno de los Premios Planeta más criticado de su historia.

La fama de esta novela se multiplicó tras la versión cinematográfica que hace un par de semanas recuperó La 2 de Televisión Española en el espacio “Nuestro Cine”. Fernando Delgado tuvo mala suerte porque la película basada en “La mirada del otro” es una cinta casposa y fallida que hace desmerecer una novela que estuvo fuera de época. Su temática era demasiado transgresora para entonces y la publicidad que se le proporcionó tampoco le fue de gran ayuda. No obstante, debemos agradecer el hecho de que gracias a que fuera galardonada con el Premio Planeta 1995, la figura de Fernando Delgado ha continuado escribiendo y presentándonos obras literarias cada vez más redondas. La pregunta que os puede surgir ahora es: ¿ha valido la pena recuperar del olvido esta novela? Mi respuesta es, sin duda, afirmativa, puesto que me ha ayudado a recordar la situación de nuestro país en una época que parece lejana en el tiempo, pero que muchos de nosotros hemos vivido. Además, hay múltiples ediciones de bolsillo muy económicas de “La mirada del otro”. Dadle una oportunidad a este libro para desenterrar a una España que conviene que recordemos.

Para aquel que quiera saber más sobre Fernando Delgado y su forma de ver la literatura, o sobre la fallida versión cinemátográfica de “La mirada del otro” os dejo dos vídeos que serán de vuestro interés. El primero es una charla del escritor tinerfeño con el título “El oficio de contar”, y la segunda es el tráiler de la película con el mismo nombre. Espero que os sirvan de ayuda y os animen para adentraros en la lectura de esta inquietante novela que vale la pena recuperar a pesar de sus fallos y de su falta de ambición narrativa.

Próxima reseña en “Recuperamos obras”: “La invención de la soledad” de Paul Auster (Ed. Anagrama)

+ No hay comentarios

Añade el tuyo