“La edad de la ira” de Fernando J. López

“La edad de la ira” de Fernando J. López


220px-fernando_j_lopez_fotoTítulo: La edad de la ira

Autor: Fernando J. López

Editorial: Espasa

Sinopsis: El titular
Marcos, un adolescente de clase media, asesina a su padre y deja malherido a uno de sus cuatro hermanos.

Las primeras reacciones
Amigos, familiares, profesores de Marcos: nadie se explica lo sucedido. Nadie pudo preverlo. Las imágenes del crimen acaparan los medios.  La violencia adolescente se adueña, de nuevo, de la actualidad.

La investigación
El crimen de Marcos no es un suceso aislado. Demasiados casos en los últimos años de menores envueltos en situaciones de extrema violencia. Bullying. Acoso cibernético. Ataques racistas. Trapicheos con drogas. Vídeos en YouTube con humillaciones a profesores. Docentes deprimidos. Fracaso escolar… ¿La culpa es de los adolescentes? ¿De sus profesores? ¿De sus padres? ¿Hay en verdad culpables o somos todos víctimas?

Un periodista, impulsado por estos interrogantes, decide adentrarse en el entorno del asesino. ¿Qué sucedió el día del crimen? ¿Cómo fue la semana anterior a los hechos?

En el instituto en el que Marcos cursa el Bachillerato, entre apuntes, pizarras y claustros, El reportero buscará la verdad, recopilando los testimonios de quienes formaron parte del mundo de Marcos durante aquellos días. Un mundo en el que sólo parece regir una única ley y una única edad: la edad de la ira.

(Sinopsis extraída de la página web de la editorial http://www.planetadelibros.com/libro-la-edad-de-la-ira/39590)

Opinión: Hoy os vengo a hablar de una novela de las que rompen el corazón porque presentan una realidad muy dura y de la que no se suele hablar. Se trata de la sensacional “La edad de la ira” del novelista madrileño Fernando J. López. En ella dibuja una investigación sobre el personaje del adolescente Marcos, chico sobre el que pivota toda la acción de la obra. Marcos es un chico que está atravesando un momento personal difícil, tanto dentro de su familia como en su relación con los profesores y amigos de su instituto. Además, por si todo esto fuera poco, Marcos es homosexual y está aprendiendo a convivir consigo mismo en un mundo hostil y peligroso, rodeado por una familia demasiado tradicional que no lo acepta. El periodista que lleva a cabo la citada investigación que presenciaremos a lo largo de la novela es, sin duda, otro de los personajes esenciales para el desarrollo de esta magnífica obra con la que su autor, Fernando J. López, se ha hecho un hueco, a base de trabajo y mucho esfuerzo, en el panorama literario de nuestro país.

“La edad de la ira” es una novela valiente, descarnada, muy bien escrita, con una trama intensa y llena de verdad. No se debería encuadrar un ningún género concreto, puesto que juega con los resortes de todos ellos para crear una intriga muy real. Se nota que el autor conoce al dedillo la situación de los institutos de enseñanza secundaria. Siempre me ha resultado curioso que la educación sea, en nuestro país, uno de esos temas, de los que se atreve a hablar todo el mundo sin tener una opinión mínimamente formada. Esto es un problema de consecuencias poco aconsejables que nuestra sociedad no ha sido capaz de solucionar aún. Después de leer esta novela, nos daremos cuenta de que cualquier instituto público es un pequeño microcosmos de lo que es la sociedad. Hay chicos que vienen de ambientes progresistas, conservadores, desestructurados, de otros países… En “La edad de la ira”, Fernando J. López ha sido capaz de revelarnos lo que realmente acontece en un universo muy desconocido para cualquiera de nosotros. Ese mundo, por cierto, no es amable ni placentero. Fernando J. López ha sido capaz de presentárnoslo en toda su crudeza. Ahí radica el éxito de la novela. Cada entrevista, cada correo electrónico y cada capítulo que vamos a leer está muy pensado y cumple su función de manera adecuada. Todos estos detalles servirán para ofrecernos un mosaico muy rico en puntos de vista sobre una realidad latente: la educación, la adolescencia, el amor, la violencia y los modos de relacionarse entre los seres humanos.

Uno de los aciertos principales de la novela es el dibujo de los personajes. Ya tenemos claro que Marcos es el protagonista principal, pero el hecho de retratarlo a través de los ojos de los que le conocieron es un acierto importante. Al haber actuado de esta forma, el autor nos está ayudando a los lectores a conocer sus puntos fuertes y débiles. Conoceremos sus pensamientos y sus modos de actuar a través de las declaraciones de sus compañeros de clase, profesores, amigos y familiares. El asesinato que tiene lugar en la familia de este chico va a descolocar tanto a toda la comunidad educativa de su instituto que también seremos partícipes de diferentes enfrentamientos, dudas y temores sobre la forma en la que se debe afrontar esta situación. Además del consabido tema de la adolescencia y los actos violentos en los institutos, Fernando J. López también dibuja otros temas interesantes. Uno de los que más me ha sorprendido es el de la situación de los profesores de secundaria. Leeremos muchas declaraciones en las que los profesores de Marcos se sienten perdidos porque muchos de ellos no tienen las herramientas o destrezas necesarias para poder educar a esos chavales.

Otro de los aciertos más importantes de “La edad de la ira” es su lenguaje y su trama. El lenguaje es directo, real y nada impostado. Los personajes adolescentes son dueños de una forma de expresión muy particular que vemos reflejada a lo largo de la novela. Asimismo, este tipo de aspectos se podrán leer en unos diálogos chispeantes y llenos de garra. En cuanto a la trama, solo me queda descubrirme ante la maestría del autor por haber sido capaz de moldear una historia en la que todos los elementos están engarzados de tal forma que no podremos dejar de leer hasta saber la verdad sobre la muerte de Marcos y sobre los incidentes en su familia. “La edad de la ira” es, no obstante, una novela no apta para corazones sensibles. Una vez que nos adentremos en su historia, seremos partícipes también de la reivindicación de una realidad que se trata de esconcer, la de los chicos que tratan de aceptar su diversidad sexual. Con libros como este que os reseñamos hoy, se ayuda a crear conciencia de un problema que la sociedad española no ha sabido solucionar, pese a la apariencia de apertura y modernidad con la que se nos engaña hoy en día.

Por todas estas razones, salgan corriendo a su librería más próxima. “La edad de la ira” les sacudirá y les conmoverá. La historia que nos cuenta Fernando J. López en este libro es, por desgracia, más real de lo que desearíamos. Por esta razón, conviene tenerla en cuenta para tratar de superarla. Desde este blog, felicitamos al autor por este libro y no dudamos en que caerán en nuestras manos más obras suyas. Estamos ante un escritor con mayúsculas que es capaz de presentarnos realidades que desconocíamos de una manera reivindicativa y con un estilo literario apurado y de primera.

A modo de conclusión y para aquella persona que no conozca a su autor y que le interese su obra, os dejo un vídeo de una de sus charlas por los institutos de secundaria de nuestro país. Fernando J. López es un autor con mucho poder de convicción y muy comunicativo. Creo que este vídeo servirá para despertar la curiosidad a los dudosos que aún no se hayan adentrado en la sensacional “La edad de la ira”. ¡Os la recomiendo sin duda!

Próxima reseña: “El amor del revés” de Luisgé Martín (Editorial Anagrama)

+ No hay comentarios

Añade el tuyo