"La canción del bardo" de Úna Fingal

"La canción del bardo" de Úna Fingal


"La canción del bardo" de Úna Fingal

TítuloLa canción del bardo

AutorÚna Fingal

EditorialPlaya de Ákaba

Obra ganadora del I Premio de novela Playa de Ákaba

Sinopsis“La canción del bardo” es la primera entrega de la Trilogía irlandesa “Rebelde”. La lectura nos sumerge en el tiempo presente del protagonista, Dublín 1916, para conducirnos hacia un destino inesperado. En el corazón de la Revolución irlandesa por su independencia en 1916 que, transcurre paralela a la Gran Guerra Europea, todo el mundo debe tomar partido. Mediante la voz de uno de sus protagonistas, el joven dublinés Olcán Finnegan, veremos transcurrir ante nuestros ojos algunos de estos episodios. Una parte de la historia de Irlanda y de Europa que nos concierne a todos pues la novela narra la lucha por la libertad, y por encima de todo reivindica el derecho a la libertad individual. Idealismos, partidismos, luchas, quedan en un segundo término para penetrar y ahondar en el ser humano, sus impulsos, pasiones y motivaciones. Olcán joven maestro y partidario del nacionalismo irlandés vive en primera persona el Levantamiento de Pascua de 1916. Preso en Inglaterra se enfrenta a la difícil decisión de servir en el Ejército Británico a cambio del indulto. Una vez destinado en el Frente Occidental en uno de los batallones irlandeses, descubre una lealtad capaz de superar los idealismos patrióticos, es la que sienten unos por otros, los hermanos de trinchera. Tras convertirse en un héroe en la batalla de Ginchy, herido, regresa a Dublín, donde habrá de luchar contra el rechazo de los que fueron sus amigos, pues Irlanda está viviendo un período de plena hostilidad con Inglaterra y la Guerra Anglo Irlandesa está a punto de estallar. Sin embargo el nacionalismo irlandés también está dividido entre núcleos extremos y moderados, y no todo el mundo repudia al joven.

(Sinopsis extraída de la página web de la editorial http://playadeakaba.com/la-cancion-del-bardo/)

Opinión: Después de leer esta novela, puedo afirmar que me he reconciliado con los premios literarios. Creo que la editorial Playa de Ákaba tiene que sentirse verdaderamente orgullosa de haber publicado una novela tan evocadora, bella, directa y bien escrita como “La canción del bardo”. Además, hemos de reconocer la labor de descubrimiento que ha ejercido este premio para descubrir a una escritora, Úna Fingal, que en realidad resulta ser el pseudónimo de la catalana Isabel Laso. En esta novela se nos presenta una historia enmarcada en la Irlanda de la Primera Guerra Mundial. El personaje principal es el joven Olcan Finnegan. A través de su visión sobre los acontecimientos que le rodean, vamos a conocer de primera mano una época histórica y un país que nos quedan, quizás, demasiado lejanos. La gran capacidad de esta novelista catalana es presentarnos una recreación bélica bajo el prisma de una mujer. Por esta razón, “La canción del bardo” gana muchos enteros en cuanto a su verosimilitud. La profundidad psicológica de la cual hace gala la novela, nos permite adentrarnos en los pensamientos de los personajes de una manera adecuada y creíble. Asimismo, cabe destacar el trabajo lingüístico a la hora de perfilar los diálogos que se entrelazan a lo largo de todo el libro y la soberbia adecuación histórica de la que se hace gala en toda la novela. He de reconocer que desconocía parte de la Revolución Irlandesa que se cuenta en el libro. Por este motivo, lo podemos considerar como una estupenda lección de historia con mayúsculas.

Nos tenemos que detener ante la cuidada prosa de Úna Fingal. Es posible que, debido a la enorme cantidad de novedades que inundan las mesas de cualquier librería, no la prestemos la atención que se merece. No obstante, hay algo oscuro y aterrador en esa impactante portada que llama la atención. No esperen una novela de lectura fácil y de giros argumentales ya consabidos. “La canción del bardo” merece una lectura cuidada y reposada. A poder ser, acompañen la lectura de esta novela con algo de música celta. Sin poder remediarlo, se encontrarán inmersos y rodeados por la neblina y vegetación dublinesa. Les aseguro que si leen esta novela, no podrán escapar del influjo de su fuerza narrativa. Pasemos a analizar un poco más detenidamente sus aspectos más destacables.

El ritmo narrativo de la novela y su trama son absolutamente envolventes.  Con unas cuantas pinceladas, Úna Fingal es capaz de presentarnos a unos personajes que sufren una de las peores épocas de la humanidad. Las frases son directas, concisas, bellas y con un gran contenido poético. Como ya he dicho anteriormente, “La canción del bardo” es una obra que está dirigida a un público lector exigente. Me recuerda, en cierta manera, a la Irlanda que ya retrató Frank McCourt, archiconocido autor de “Las cenizas de Ángela” y a las películas de Ken Loach. Si nos detenemos en el primer caso, esta novela es mucho más reposada, mejor escrita y mucho más psicológica. En cambio, si analizamos el segundo caso, podemos establecer algunas similaridades, a pesar de que la palabra escrita siempre tiene un poder especial que no tiene la imagen. Asimismo, cabe destacar la inteligencia de la autora para distribuir de una manera coherente los acontecimientos para que el lector no se sienta perdido y quiera seguir leyendo sin perder la curiosidad. “La canción del bardo” también destaca por moverse entre varios géneros: el de la novela de amor, el de la novela de intriga y guerra y el de la novela histórica. La autora ha sabido utilizar a su antojo los recursos más importantes de cada uno de ellos sin caer en el maniqueísmo de la novela de género. La verdad es que es algo de agradecer, puesto que ha convertido esta obra que os reseñamos hoy en una obra que perdurará en el tiempo.

En cuanto a los personajes, podemos decir que nos encontramos con un personaje principal, Olcan Finnegan, y sus compañeros en las vicisitudes de la guerra que le acompañan como personajes secundarios. Entre Olcan, Daniel, Pearse y Sean llevan a cabo una cruzada para defender su pueblo fuera de todo contenido ideológico o nacionalista. De todas formas, no cabe duda de que la política está muy presente en “La canción del bardo”. Las relaciones entre varios países europeos como Irlanda, Alemania o Francia se representan de manera muy ajustada en la novela. Volviendo a los personajes, podemos afirmar que cada uno de ellos cumple a la perfección su función dentro del mecanismo de la novela. Esta novela mantiene el típico esquema de héroes y antihéroes en el que Olcan, sin duda, lleva la voz cantante. Además de todo esto, podemos llegar a conocer mucho del perfil psicológico de cada personaje, debido al fenomenal trabajo de la autora con los diálogos. Son cortos, medidos y muy verosímiles. También contienen un número aceptable de vocablos típicos irlandeses que necesitan ser aclarados con unas adecuadas notas a pie de página que facilitan mucho al lector.

Por último, es muy difícil describir el estilo literario de Úna Fingal. Es una autora de tanta valía y con tanto por demostrar de ahora en adelante que no me veo capacitado para resumir mi opinión en unas pocas líneas. Lo más destacable, de todas formas, es la habilidad que tiene a la hora de presentar escenas de guerra. Una pluma masculina se centraría en aspectos tétricos y violentos para causar un choque de conciencia al lector. Sin embargo, Úna Fingal ha preferido que prestemos atención a los detalles que, sin duda, dan mucho más juego en la novela. De esta manera, se pueden medir más acertadamente las consecuencias negativas y el sufrimiento que conlleva un escenario bélico.

Por todo lo que acabo de exponer, recomendamos encarecidamente la lectura de “La canción del bardo”. Es una novela fresca, dinámica y que promete mucho. Es de agradecer que un premio editorial nos descubra una figura de tanto valor y una novela tan bien escrita y tan atractiva como esta que os presentamos hoy. Dadle una oportunidad a “La canción del bardo”. Sus páginas os trasladarán a tiempos no muy remotos y a un país evocador como es Irlanda. Déjense llevar de la mano de Olcan Finnegan. No se arrepentirán.

A modo de conclusión, os dejo el booktrailer oficial de la novela. Es una pequeña joya que revaloriza los puntos fuertes que acabamos de señalar. Os recomiendo que lo echéis un vistazo porque creo que es una invitación a la lectura muy adecuada y que permitirá al público hacerse una idea sobre lo que se va a encontrar en el libro. Apuntad el nombre de la autora, Úna Fingal. “La canción del bardo” es muy prometedora, así que esperamos los próximos trabajos de la autora catalana.

Próxima reseña“Nosotras que lo quisimos todo” de Sonsoles Ónega (Editorial Planeta)

+ No hay comentarios

Añade el tuyo