Hoy hablamos con Manuel Pérez Recio

Hoy hablamos con Manuel Pérez Recio


¡Hola a tod@s!

Hoy volvemos a recuperar una sección del blog que nos ha traído muchas alegrías. Se trata de “Hoy hablamos con…” en la que solíamos dar voz a autores independientes cuyas obras merecen la pena. En esta ocasión conoceremos a Manuel Pérez Recio, autor de “Piel de lobo”, novela que reseñaremos la próxima semana y que nos ha resultado muy interesante. Por ahora, le vamos a dejar a él que se presente por medio de nuestro cuestionario. Veréis como, después de leer su presentación, se os despierta el interés por leer su última novela. Dentro de poco os contamos.

1.- Defínete como escritor.

Desde mi punto de vista, es el lector o crítico literario el que, con su opinión, define de algún modo al escritor. Pero, para no evadir la pregunta, te diré que me considero un escritor crítico consigo mismo, caprichoso, polifacético…, de aquellos que roban horas al tiempo para poder jugar con los fantasmas que lleva dentro y dar rienda suelta a sus instintos, sin olvidar a los lectores más cercanos, a los que siempre va dirigida mi obra.

2.- ¿Cuáles son tus referentes literarios?

De pequeño estaba enganchado a Julio Verne, cuando sus relatos eran adaptados al cómic en aquella inolvidable serie Joyas Literarias Juveniles. A Poe, que me inspiró en tantas ocasiones mis desvelos en la adolescencia. Luego, durante mucho tiempo, admiré a Vázquez Figueroa, por su pluma fácil, su enorme capacidad creativa, su vida y experiencia como reportero. A Eduardo Mendoza, por su cercanía al lector y porque con más de un libro me ha hecho sonreír. Y no quiero dejar de nombrar a un gran escritor murciano de novela negra, como Antonio Parra, por su trayectoria, calidad humana y por supuesto la indiscutible calidad de sus trabajos.

3.- ¿Qué hábitos tienes a la hora de escribir?

Dado que soy un escritor itinerante –debido a mi trabajo, viajo mucho—, he aprendido a aprovechar el tiempo de reposo tras la comida para escribir en los restaurantes. Para ello solo necesito una terraza, un café y un cenicero. También escribo por la noche, en el silencio de mi sótano, pero mi cabeza suele estar más lúcida al mediodía. Y los fines de semana, a la hora de la siesta, con música relajante; la cantante irlandesa Loreena Mckennitt, por ejemplo, es una de mis musas más fieles.

4.- ¿Cuáles son los obstáculos que tiene que afrontar un escritor desconocido en el mundo editorial?

Infinitos, diría yo. Por ejemplo, tratar de demostrar la valía y calidad de tu obra, resultar creíble para los lectores compitiendo con los grandes autores en inferioridad de condiciones, conseguir buenas críticas y un número de ventas significativo para que, al fin y con algo de suerte, se fijen en ti. Porque la estrategia de enviar manuscritos a las grandes editoriales es como lanzar una aguja en un pajar. Así conseguí que “Piel de Lobo” despertara el interés la Editorial Tagus (grupo Planeta), y que hoy dicha novela figure en su catálogo.

5.- ¿Qué opinas del fenómeno de la autoedición?

Es una buena oportunidad para rebelarse contra el sistema y lanzar tu trabajo en una botella al proceloso mar de internet, paso inevitable para la mayoría de nuevos autores dadas las circunstancias actuales del mercado. A mí, la autoedición me ha abierto puertas a mundos que desconocía, de los que he aprendido mucho, adquiriendo el bagaje y la fuerza necesarios para enfrentarme a la dura realidad. Mi consejo para aquellos que empiezan ahora es recelar de las editoriales que ofrecen paquetes de coedición o autoedición. Si se elige ese camino, hay que informarse bien, contrastar experiencias con otros autores y leer muy atentos la letra pequeña: pueden ser una lanzadera para tu obra o una lápida. La opción más rápida y transparente es autopublicarla en amazon, bubok, etc… aunque esto requiere un trabajo de promoción y márketing al que muchos no estamos acostumbrados. Y aun así, salvo unos pocos casos de éxito, sin el respaldo de una editorial convencional no llegaremos tan lejos como desearíamos. Pero es un buen comienzo.

6.- ¿Los premios literarios en España son fiables?

Yo creo que sí, sobre todo los Certámenes en los que he resultado premiado. Lo digo con un guiño inocente. De esos sí me fío. Claro que estamos en un país de lazarillos, tarjetas black y sobres bajo mano, y probablemente hay muchos concursos en los que seguro se realizan concesiones interesadas. Pero hay que ser optimista y pensar en positivo. Si la obra es buena, antes o después llegará el merecido premio.

7.- ¿Libro en papel o libro electrónico?

Ambos, aunque prefiero el papel; por el tacto, la calidez, el olor… Y si vas de excursión y te pilla una helada en medio de la nada, siempre puedes hacer un fuego. Cada sistema tiene sus ventajas y desventajas. Yo los veo compatibles.

8.- Recomiéndanos un libro que hayas leído últimamente.

De los últimos que he leído, “Cabaret Pompeya” me dejó un buen sabor de boca, y con su lectura aprendí muchas cosas que desconocía de la España de principios del siglo XX y los conflictos políticos y sociales de la época. Me encantan los libros que aportan algo más que palabras, esos que quedan grabados en tu memoria por tiempo indefinido.

9.- ¿Qué valor tiene la literatura en una época de crisis como la que vivimos actualmente?

Quizá, en tiempos de crisis debería aumentar su valor porque nos permite ir dónde no podemos permitirnos –ya sea por falta de arrojo, tiempo o dinero—, cambiarnos de piel y vivir otras vidas, adquirir conocimiento, soñar despiertos… Pero lo cierto es que ninguna lectura puede llenarte el estómago. Aunque adquirir cultura nos dota de armas para mejorar el mundo… Por ende, estoy convencido de que, si leyéramos más, adquiriríamos una capacidad extra para superar cualquier tipo de crisis.

10.- ¿Por qué los lectores deberían elegir tu obra antes que la de cualquier otro autor consagrado?

Porque leerme es aventurarse en un mundo creado para despertar los sentidos, remover las vísceras, sufrir, divertirse y sorprenderse. Y detesto defraudar. Es por ello que trato de documentarme bien sobre cada tema que abordo, atar todos los cabos y presentar al lector una obra pulida en detalles que aporte algo más que una buena historia. Pero el lector no debe evitar leer a los autores clásicos o consagrados, por algo lo son, sino alternar estos con escritores nuevos que despuntan en el panorama literario. Estoy seguro que muchos se sorprenderán por la calidad de sus obras.

11.- ¿De dónde surgió la idea para tu novela?

“Piel de lobo” surgió de un reportaje que leí en un conocido periódico de Valencia sobre la figura Johannes Bernhardt. La participación de este personaje en la guerra civil española fue determinante durante el transcurso de esta. Me gustaba el tema, he oído y leído muchas historias ambientadas en la guerra y la posguerra, y mantenido conversaciones muy interesantes con personas que participaron en el conflicto, así que me documenté bien al respecto y desarrollé una trama principal creando unos personajes singulares que me permitieran llegar hasta dicho personaje sin despertar suspicacias, a través de una historia muy humana donde los sentimientos primaran sobre la razón y atacaran directos al corazón.

12.- ¿Qué han opinado los lectores sobre tu novela?

Tosa las opiniones que he recibido hasta la fecha son buenas o muy buenas. ¿Te dije que no tenía abuela?… Pero lo que más me ha motivado es el hecho de que algunos lectores, anónimos la mayoría, se molestaran en contactar conmigo a través del correo o las redes sociales para conocerme y darme sus impresiones. Es lo que tiene el siglo XXI. Y debo confesar que casi todos los que han leído esta novela repiten lectura con otro de mis libros. No imaginas lo que valoro una opinión argumentada y sincera. Aunque en realidad todas, de la más sencilla a la más compleja, me ayudan a crecer como escritor para seguir ofreciendo lo mejor de mí.

13.- ¿Qué consejos le darías a alguien que quiera publicar pero que no se atreve a dar el paso definitivo?

Que revise su obra hasta la saciedad, la deje leer a gente muy diferente, encaje todas las opiniones que reciba, las valore en su justa medida y rectifique lo necesario. Si la mayor parte de las opiniones (no vale su hermana, su abuela o su amigo del alma), son positivas, que siga adelante. Cuando esté convencido de que tiene entre manos una buena obra, que la lance sin miedo. E inevitablemente me remito al punto 5 de la entrevista: hazlo, pero hazlo bien.

14.- ¿Tienes algún proyecto literario en mente?

Siempre. Las ideas se acumulan impertinentes en mi cabeza, y a veces me desbordan. Lo que me falta es tiempo para desarrollarlas. Así que las voy anotando y guardando en un fichero por orden de llegada. Luego abordo la que considero más atractiva o interesante y empiezo a documentarme, realizar un esbozo de los actores principales y trazar un esquema. Ahora, por ejemplo, estoy inmerso en la construcción de la trama de una segunda novela negra, retomando alguno de los personajes de “El largo invierno del corazón”, como el detective Dani Franco y la modelo Valeria. Y si las musas me acompañan en este viaje, en un futuro no muy lejano volveré a la novela histórica con una narración ambientada en la segunda guerra mundial.

2 Comentarios

Añade el tuyo

+ Deja tu Comentario