"Hoy hablamos con… Jesús Zamora"

"Hoy hablamos con… Jesús Zamora"


"Hoy hablamos con... Jesús Zamora"

Hola a tod@s:

En esta ocasión, retomamos la sección “Hoy hablamos con…” con una entrevista a un autor que nos gusta mucho. Se trata de Jesús Zamora que ha publicado en Ediciones Tagus una novela que os reseñaremos en breve y que se titula “Regalo de Reyes”. Desde Blog De Letras le queremos agradecer al autor por su amabilidad y disposición a la hora de contestar a esta entrevista. También os dejamos el blog de la novela para aquel que quiera ahondar un poco más en la obra de Jesús Zamora:

http://regalodereyeslanovela.blogspot.com.es/

Y sin más que añadir por nuestra parte, os dejamos con la entrevista con Jesús Zamora.

1.- Defínete como escritor.

La mayor parte de lo que he escrito y publicado son libros y artículos de filosofía de la ciencia, un tema relativamente árido. Pero siempre he sentido la necesidad de hacerme comprender y de ayudar a la gente a comprender. Esto se aplica tanto a mi trabajo docente como a mi actividad como escritor, y sobre todo, como divulgador; por ejemplo, en mi blog A bordo del Otto Neurath, o en el libro La caverna de Platón y los cuarenta ladrones.  En cuanto a la narrativa, en mis pocas incursiones en ese territorio he intentado también que lo que escribo sea, sobre todo, atractivo para los lectores, que les proporcione un cierto placer intelectual.  No soy un “genio de la palabra”, ni lo pretendo; me conformo con hacer disfrutar a quien me lee.

2.- ¿Cuáles son tus referentes literarios?

Por su capacidad de arrastrarme hacia mundos interesantísimos, me marcaron mucho obras como Yo, Claudio, Sinuhé el egipcio, El señor de los anillos, o El nombre de la rosa (¡qué bajón me da el pensar que todas esas obras las leí hace más de treinta años!). Como “maestros de estilo” admiro a novelistas como Proust, Stendhal o Torrente Ballester, y entre los españoles más recientes, aprecio sobre todo Javier Marías. Digamos que me gustaría escribir como escriben  estos, pero haciendo novelas tan entretenidas y absorbentes como las que he citado.

3.- ¿Qué hábitos tienes a la hora de escribir?

Pues creo que, por encima de todo, soy un gran perezoso. No consigo escribir nada aceptable hasta que no tengo la idea muy cuajada en la mente, y en ese momento, la redacción va prácticamente sola. Necesito que la idea tenga más fuerza que mi pereza, y entonces me dejo llevar. Así que la mayor parte del tiempo que podría dedicar a escribir, no estoy escribiendo, y en cambio hay épocas, o días, en los que le dedico todo el tiempo que puedo.

También diré que, sobre todo en el caso de la novela Regalo de Reyes, ha sido muy importante el hecho de escribir en un ordenador conectado a internet, lo que me permitía buscar información sobre la marcha, resolver dudas sobre el lenguaje, e irme por las ramas de vez en cuando.

4.- ¿Cuáles son los obstáculos que tiene que afrontar un escritor desconocido en el mundo editorial?

¡Todos! Creo que ahora es más difícil que nunca encontrar un editor cuando eres un autor desconocido. En parte porque la situación económica de las editoriales es bastante precaria debido a la reducción de las ventas; y en parte porque hay más gente que nunca escribiendo y buscando editor. De todas formas, creo que lo más difícil de todo no es publicar; todavía es más difícil conseguir que los lectores descubran tu obra entre los miles y miles que se publican o autopublican cada año. En ese sentido, la existencia de sitios en la web como De letras es un gran apoyo para los nuevos escritores.

5.- ¿Qué opinas del fenómeno de la autoedición?

Me parece fantástico, y creo que en el futuro será cada vez más importante. Siempre se ha podido autopublicar, pero ahora es posible hacerlo con unos costes muy pequeños, o incluso gratis, y difundir tu obra en internet de maneras inimaginables hace sólo diez o veinte años. Por supuesto, el hecho de que tu obra esté publicada en una editorial, y sobre todo si es una editorial con cierto “nombre”, es una información muy valiosa para los lectores, que se dan cuenta así de que, por lo menos, la obra le ha parecido a alguien lo suficientemente buena como para hacer el esfuerzo de editarla y publicarla. Y el trabajo del editor también mejora la calidad del libro, tanto por su presentación como por su contenido, al menos si se hace bien. Lo cierto es que la autoedición suele llevar a más “chapuzas” de las deseables. Pero hay ejemplos de lo contrario en ambos casos.

Pienso que en unas cuantas décadas la gran mayoría de las novelas que se publiquen serán autoeditadas, porque las herramientas de autoedición serán cada vez más eficientes, y también porque el ebook desplazará en gran parte al libro de papel, y es mucho más fácil autoeditar y autopromocionar un ebook. Y además se generalizarán los precios bajísimos, de alrededor de un euro, o incluso gratis. Las editoriales comerciales quedarán sobre todo para atender el mercado de obras de mucha calidad, por las que la gente esté dispuesta a pagar un precio elevado.

6.- ¿Los premios literarios en España son fiables?

Claro que sí. La predicción de que los ganadores de los premios responderán sobre todo a los intereses comerciales o ideológicos de quienes lo conceden, más que a la calidad literaria de sus obras, es una predicción de las más fiables que se pueden hacer.

7.- ¿Libro en papel o libro electrónico?

Creo que a lo largo de este siglo el libro electrónico desplazará masivamente al de papel, igual que los automóviles desplazaron a los coches de caballos hace ahora un siglo. El libro de papel se convertirá en un objeto de lujo (como ahora lo son los caballos), pero les parecerá pesado, incómodo y desagradable de usar a la inmensa mayoría de nuestros nietos, que lo verán como una antigualla tan desfasada como las cintas de cassette. Muchos lectores actuales que suspiran por el libro de papel lo hacen por un comprensible sentimentalismo, pero es un sentimentalismo que las generaciones futuras no compartirán (más que en pequeños grupos de frikis, claro).

8.- Recomiéndanos un libro que hayas leído últimamente.

En narrativa, me han gustado mucho El lado oscuro del amor, de Rafik Schami, y Libertad, de Jonathan Franzen (tengo debilidad por las novelas gordas). En ensayo, recomendaría La conjura de los machos, de Ambrosio García Leal, una explicación evolutiva de la sexualidad humana.

9.- ¿Qué valor tiene la literatura en una época de crisis como la que vivimos actualmente?

Un valor muy importante es permitirnos descubrir que en otras épocas la vida era todavía mucho más difícil… y a pesar de todo la gente amaba, disfrutaba, hallaba cosas excitantes, y naturalmente vivía grandes tragedias.

10.- ¿Por qué los lectores deberían elegir tu obra antes que la de cualquier otro autor consagrado?

¡Porque se lo van a pasar mucho mejor que con la mayoría! Ja, ja.

11.- ¿De dónde surgió la idea para tu novela?

Supongo que del escepticismo sobre la religión y lo transcendental. Era una idea que llevaba dándome vueltas en la cabeza desde cuatro o cinco años antes de empezar a escribirla: ¿qué habría pasado si los Reyes Magos que visitaron a Jesús hubieran existido realmente, pero hubieran sido tan de mentira como los de las cabalgatas? Las aventuras más contemporáneas que se cuentan en Regalo de Reyes comenzaron siendo una especie de andamiaje sobre el que ir sustentando aquella conjetura, pero poco a poco se convirtieron en la parte más importante de la novela. De modo que la historia de los Reyes Magos es una especie de fondo que aparece esporádicamente en la trama, aunque es la que le da sentido a toda la historia.

12.- ¿Qué han opinado los lectores sobre tu novela?

No todas las opiniones han sido positivas (cada cual tiene sus gustos, faltaría más), pero la gran mayoría sí. Les ha gustado sobre todo el comprobar que se puede escribir una novela sobre misterios históricos y religiosos, pero en la que no se le toma el pelo a los lectores con mitos sobrenaturales o con teorías conspirativas. O sea, una novela de aventuras que respeta la inteligencia del lector, y que la estimula, en vez de adormecerla.

13.- ¿Qué consejos le darías a alguien que quiera publicar pero que no se atreve a dar el paso definitivo?

Sobre todo, que haga lo posible por terminar una obra de buena calidad. No es necesario que sea un consumado maestro de la prosa y de la narrativa. Pero me parece que el autor tiene un deber moral por encima de todo, que es el de intentar ver su obra lo más objetivamente posible, y no decidirse a publicarla hasta estar seguro de que los lectores encontrarán en ella algo que está por encima de la calidad media de lo que se publica. Esto es un estándar muy elevado, por supuesto, pero es que, a falta de “contactos”, el que tu obra sea realmente buena es la mejor arma con la que vas a contar. Y después de eso, armarse de paciencia, enviarla a muchas editoriales, dar a conocer la obra directamente a los lectores a través de internet (sobre todo para tener una opinión más objetiva), y reaccionar lo más positivamente ante las críticas.

14.- ¿Tienes algún proyecto literario en mente?

Sí que tengo algunas ideas, pero aún no están lo bastante fortalecidas como para sacarme de mi pereza. Pero bueno, no tengo mucha prisa. Tardé más de treinta años desde que descubrí de pequeñito que quería ser escritor, hasta que terminé una novela que me ha parecido realmente buena… ¡así que puedo esperar otros treinta años!

4 Comentarios

Añade el tuyo

+ Deja tu Comentario