“Elogio de la mala musa” de Rodrigo Argüello

“Elogio de la mala musa” de Rodrigo Argüello


Título: Elogio de la mala musa

Autor: Rodrigo Argüello

Editorial: Sial-Pigmalión

Sinopsis: El título, “Elogio de la mala musa”, ya me resultó atractivo desde el momento que lo vi.  Los escritores nos pasamos la vida buscando esa musa, camino que nos lleva al paraíso que es la historia que deseamos contar, la obra que queremos realizar o el sueño que anhelamos reflejar, y Rodrigo quería hacer un elogio a una mala musa. Esto hizo que, incluso antes de empezar el primer relato, este libro me resultase sugerente. Con la inocencia con la que nos enfrentamos con un autor al que no conocemos, inicié la lectura. Pocos párrafos después de haber comenzado el primer relato, con el mismo título que el conjunto de la obra, supe por qué Basilio, mi editor, decía que me iba a identificar con el autor. Pero eso lo dejo para el final de este prólogo. Lo cierto es que desde ese momento me quedé atrapado por el universo imaginario de Rodrigo y la lectura no fue un compromiso sino que se transformó en el placer que es leer a un autor que tiene un universo interior que compartir. La adicción a sus palabras y la forma de componer las frases , como si fuesen la letra de una melodía que quieres que se pegue a tus labios para siempre, fue inmediata, y ahora me encuentro absolutamente abducido por su obra. Esto me hace pensar que, al igual que un famoso escritor compatriota de Rodrigo que buscaba sinónimos para embellecer sus novelas, el escritor de esta obra busca musas para dibujar un cuadro de sensualidad y la vida que no se le olvide nunca al lector. “Elogio de la mala musa” está bañada de erotismo y sensualidad, de deseo y ternura, de amor y de odio, pero sin estridencias. Un erotismo escrito con la suavidad con la que dos lenguas se unen en un beso para expresar las ganas de explorar lo que le deseo puede ofrecer.

(Fragmento del prólogo de la obra, escrito por José Luis López Amigo)

Opinión: Hoy os traigo una reseña de un autor no muy conocido en nuestro país, pero que es una autoridad en Colombia, su país natal. Se trata de Rodrigo Argüello, reconocido narrador, ensayista, aforista y profesor universitario. El azar literario me ha llevado a encontrarme con él y a disfrutar de su vasto conocimiento cultural. Debido a esta experiencia, no dudé en buscar sus obras publicadas en nuestro país, gracias a la acertada labor del grupo editorial Sial-Pigmalión. Mi primera sorpresa fue que, además de la antología “Cuentos de infarto” en la que ha seleccionado y traducido relatos de diferentes autores, sus dos libros publicados en España son muy breves. Decidí adentrarme, en primer lugar, en “Elogio de la mala musa”, obra que os reseño hoy, debido a su sugerente título y a su apuesta decidida por el género del relato corto, tan denostado por algunos en nuestro país. Una vez concluída su lectura, os tengo que confesar que ha resultado ser una experiencia gratísima. “Elogio de la mala musa” es un libro corto, pero lleno de tensión, erotismo, saber hacer narrativo y unos personajes femeninos que permanecen por mucho tiempo en la mente del lector.

El propósito del autor era evidente. En cada uno de los relatos nos presenta una historia con un personaje femenino muy potente, pero que no cumple los estándares sociales de lo que se espera de una mujer. De ahí viene el apelativo de “mala musa” a todas ellas. Cada una de las historias que compone el libro están escritas bajo un prisma elegante y muy certero, convirtiéndose todo el conjunto de la obra en un homenaje a la libertad de la mujer para hacer lo que le dé la gana en sus relaciones con los varones. Argüello despliega a lo largo de las páginas de “Elogio de la mala musa” una tela de araña envolvente que atrapa al lector y que no le permite escapar. No cabe duda que los temas que se tratan en el libro también son parte importante del interés que despierta al lector. Estamos acostumbrados a vivir bajo la dictadura de lo políticamente correcto. En este caso, Argüello nos presenta un conjunto de relatos descarnado, duro y directo, que hará las delicias de todo tipo de público que no se sienta escandalizado por cuestiones que apelan al cuerpo y al sexo.

Me ha resultado muy curiosa la forma en la que el autor ha tratado a sus personajes masculinos y femeninos. Sin duda, la preponderancia la llevan estos últimos, tratándose de levantarse y pelear en contra del veto que les ha supuesto estar toda la vida bajo el yugo y la dependencia del patriarcado. Esto se multiplica con el tema del sexo y de las relaciones sentimentales. Los hombres que nos presenta Argüello son seres débiles y dependientes, mientras que las mujeres son las que dominan por completo las situaciones que van aconteciendo a lo largo de las páginas de este libro. Cuando uno acaba de leer “Elogio de la mala musa”, puede que llegue a la misma conclusión que yo he llegado. Estamos ante un libro homenaje a la mujer y a su comportamiento. Ahondando un poco más en la biografía del autor, veremos que éste no es el primer libro que dedica a las mujeres. Parece que estamos ante un motivo importante dentro de su obra. Argüello demuestra que, mediante un estilo literario conciso, directo y muy crudo, ha convertido “Elogio de la mala musa” es un artefacto narrativo de primer orden que defiende el feminismo puro como el que más.

Asimismo, si analizamos la estructura de cada relato, podremos darnos cuenta de que Argüello también está reivindicando la validez y la actualidad del género del cuento. Si uno se para a pensar, cada una de las piezas de “Elogio de la mala musa” es un pequeño artefacto narrativo lleno de interés. El autor, mediante hábiles pinceladas nos adentra en la psicología de unos personajes que se ven atormentados por el poder de unas relaciones sentimentales que les pesan hasta extremos insospechados. No nos encontraremos, por su parte, con imágenes que dificulten la comprensión de las historias, a pesar de que Argüello haya impregnado de un estilo muy exigente sus tramas. Seremos nosotros, los lectores, los que tendremos que ir armando el puzzle narrativo que nos propone el autor para poder asentar todos los detalles que se nos van contando a lo largo de las páginas de “Elogio de la mala musa”.

En definitiva, estamos ante todo un descubrimiento. La literatura, a veces, nos trae este tipo de sorpresas. Rodrigo Argüello es un escritor de primer orden que demuestra una sabiduría narrativa digna de mención. Su voz literaria se ha visto sepultada por la maquinaria diabólica del márketing literario de las grandes multinacionales del libro, que promocionan a escritores de venta asegurada y que se prestan a realizar bestsellers prefabricados de nulo valor literario. Hay veces que uno se reconcilia con la literatura, al leer obras como “Elogio de la mala musa” que es interesante, delicada, dura, concisa y llena de matices. No os quepa la más mínima duda de que Rodrigo Argüello es un autor al que se le debe seguir la pista. En los próximos días os presentaré una reseña sobre su nouvelle “Trancón sobre el asfalto” que también creo que os va a gustar.

A modo de conclusión y, para aquel que quiera saber algo más sobre el autor y sobre el proceso de creación de este libro, os dejo un vídeo de la televisión colombiana en el que Rodrigo Argüello nos proporciona datos muy interesantes sobre el proceso de creación de “Elogio de la mala musa”. Asimismo, veremos imágenes de la presentación del libro en su edición colombiana. Os aseguro que si aún os quedan dudas de leer este libro, no os lo penséis ni un minuto siquiera. No os arrepentiréis.

Próxima reseña: “El encanto” de Susana López (Ed. Espasa)

+ No hay comentarios

Añade el tuyo