"El viento de Viena" de Helena Cosano

"El viento de Viena" de Helena Cosano


"El viento de Viena" de Helena Cosano

Título: El viento de Viena

Autor: Helena Cosano

Editorial: Libros del Olivo

Premio Internacional de Narrativa “Buitrago de Lozoya”

Sinopsis: Eleonor es una joven que viaja a Viena para realizar sus estudios de psiquiatría. Éste es solo el comienzo de un viaje iniciático y espiritual que la llevará a transitar por experiencias muy poco comunes, a menudo rozando los límites de la locura. «Solo nos arrepentimos de las locuras que no pudimos hacer», nos dice la autora. Con una prosa limpia, exacta y sutil, esta obra atrapará al lector y lo impulsará a recorrer senderos que lo conducirán desde los pasillos de un psiquiátrico hasta los encuentros sexuales de una secta; desde intensos amores hasta extrañas experiencias proféticas… Historias que sacan a la luz toda la profundidad de lo femenino en una novela de lectura imprescindible tan potente como emotiva.

(Sinopsis extraída de la página web de la editorial http://www.loslibrosdelolivo.com/cat%C3%A1logo/viento-de-viena/)

Opinión: Vuelve Helena Cosano a las librerías con su última novela bajo el brazo. Los lectores de este blog ya la conocíais por las anteriores reseñas que hemos hecho a dos de sus obras. En esta ocasión, debemos estar de enhorabuena, puesto que El viento de Viena es su novela más libre e incontestable. Helena ya se ha ganado un número de lectores fieles que disfrutaron con sus primeros libros Tres reencuentros y nueve días de amor teórico (Ed. Dossoles), Mariposas (Ed. Dossoles),  Cándida Diplomática (Ed. Algaida) y su psicológico conjunto de relatos Almas Brujas (Ed. Pigmalión Edypro). Debido a la calidad que rezuman sus dos trabajos anteriores, Helena se ha permitido escribir una novela inusual en el mercado literario de hoy en día para regocijo de sus lectores. Después de un largo tiempo de gestación literaria estamos ante la novela que revela a la Helena Cosano más íntima y verdadera. En pocas palabras, creo que Helena ha acertado de pleno al adentrarse en una novela-río en la cual vuelca todo un flujo de conciencia que involucra, invita a la reflexión, enamora y envuelve a todo aquel que se atreva a leerla.

Sí, estamos hablando de atrevimiento. El viento de Viena está destinada para lectores valientes. Les aseguro que, si se dejan guiar por el camino que les va señalando la autora, disfrutarán de algo más que una experiencia lectora. El viento de Viena es un soplo de aire fresco lleno de vitalidad en el que nos encontraremos con Eleonor, un personaje inmerso en un estado depresivo muy acusado, que trata de vivir de manera libre sin seguir los cánones marcados por la sociedad. Después de terminar la lectura del último trabajo de Helena Cosano, creo que estamos ante una novela que la encumbrará como una de las autoras jóvenes españolas con un discurso más potente y propio. Antes de comenzar a desgranar algunos de los aspectos que más me han llamado la atención de El viento de Viena tengo que confesarles algo. He tardado unos días en recuperarme de este chute de literatura en estado puro que proporciona la última obra de Helena. Puede que no me crean, pero hay veces que resulta muy difícil hacer una reseña de una novela que desborda tanta calidad por los cuatro costados.  Intentémoslo de todas formas.

Como ya les he anunciado antes, El viento de Viena nos cuenta las peripecias vitales de Eleonor justo cuando llega a Viena para cursar sus estudios universitarios de psicología. En la capital austríaca se irá encontrando con multitud de personajes que irán cambiando poco a poco su perspectiva vital. Asimismo, un viaje comenzará a cambiar su modo de actuar. Eleonor conocerá a gente que le mostrará otras formas de comportamiento y que la llevarán a romper con la rutina que llevaba en Madrid. El viento de Viena es, también, un elogio de la locura y de la psicología como herramienta y ciencia que permite conocer mejor el alma humana.  Uno de los puntos más importantes de la obra es que está narrada por un flujo de conciencia que envuelve toda la trama. Realmente, el lector irá conociendo los detalles de la acción por medio de ese narrador en tercera persona que aporta la debida distancia a lo que se está contando. De todas formas, hay algunos momentos en los que los lectores llegaremos a dudar sobre si lo que algunos personajes nos cuentan es real o no. Forma parte del juego de esta novela que los lectores aceptaremos sin pestañear. También debemos saber interpretar los capítulos en los que nos adentramos en los sueños del personaje de Sarah. Son un arma narrativa muy potente que Helena ha sabido intercalar de manera muy adecuada a lo largo de la segunda parte de la obra y que nos proporcionará a los lectores información muy valiosa a la que no podríamos llegar mediante métodos narrativos convencionales.

En cuanto al estilo literario de la novela, solo tengo que decir que es muy difícil describirlo con un único adjetivo. El viento de Viena es una obra sensual, reflexiva, oscura, tenebrosa, alegre, llena de vida, apasionada, sexual, evocadora, valiente, arriesgada, sutil, seductora, envolvente,… Estamos ante una pieza maestra de la narrativa actual de nuestro país. Lo mejor de todo es que Helena Cosano es capaz de escribir una novela fuera de los cánones del mercado literario y que enamorará al lector más avezado en cuanto abra sus páginas. A modo de recomendación les aconsejo que se dejen llevar por el ritmo embriagador de las frases de esta obra. Su prosa se me asemeja al vaivén de las olas por sus momentos de extrema fuerza, relajación y su belleza. Sería algo parecido al ying y el yang como elementos opuestos y, a la vez, complementarios. También se debería destacar el soberbio uso del stream of consciousness o flujo de conciencia que permite bucear por los entresijos de los pensamientos de los personajes. Muchos de ellos están calificados como locos, pero les aseguro que, cuando concluyan de leer esta novela, no sabrán quiénes son los verdaderos locos. Como anécdota, les informo que la autora había titulado la novela, en un primer momento, Todos locos. Para mi gusto era un título más llamativo y acertado, aunque hay que reconocer que el definitivo también tiene magia y mucha potencia como toda la historia de Eleonor en sí misma. De hecho, les aconsejo que, una vez terminada la lectura de la novela, vuelvan a disfrutar de los capítulos “La danza del vientre” y “El sexo redentor”. Hay que paladear poco a poco sus frases, puesto que son pura poesía de una intensidad poco común.

Si analizamos la temática y los personajes de la novela, veremos que estamos ante una novela políticamente incorrecta. Cosano trata muchos tabúes para la sociedad de nuestros días con una brillantez de exposición brillante. Por ejemplo, las sectas, el sexo y la religión son elementos importantes a lo largo de todas las páginas de El viento de Viena. Si tomamos el tratamiento del sexo, habría que afirmar que está desarrollado de una manera tan novedosa y sorprendente que tengo por seguro que causará mucha reflexión personal al lector. Pero esta novela no sólo habla de esto. Eleonor es un ejemplo de personaje que proviene de una clase social alta y que necesita alejarse de una realidad que le oprime y le absorbe. Por esta razón, El viento de Viena puede ser leída en clave generacional. Eleanor está en una edad decisiva a la hora de forjar la personalidad de cada uno, de ahí que experimente sensaciones nuevas, viaje, ame, sufra, se vuelva loca,…etc. Por otra parte, el resto de los personajes que presenta Helena están, también, muy inteligentemente descritos. Aportan a la narración los elementos necesarios y complementan, a su vez, a Eleonor a la perfección. Mi secundario favorito en esta novela, sin duda, es Liuba cuya personalidad es un contrapunto perfecto a la de Eleonor.

En definitiva, si quieren leer una novela provocadora y maravillosamente bien escrita, El viento de Viena es su libro. Si están hartos de leer las mismas novelas que están cortadas por el patrón de los cánones literarios de moda, El viento de Viena es su novela. Si quieren conocer a una joven novelista española que es ya una realidad y cuyo estilo literario es propio e inconfundible, Helena Cosano siempre es una elección segura. El viento de Viena es uno de los mejores libros de este inicio de año. Hay que reconocer a la editorial Libros del Olivo y al jurado del Premio Internacional de Novela “Buitrago de Lozoya” su acierto al elegir una excelente obra de una autora con carácter y diferente a lo que estamos acostumbrados.  ¡Corran hacia su librería más cercana y háganse con un ejemplar de El viento de Viena! Atrévanse a adentrarse en el intrigante universo narrativo de Helena Cosano. Ella les guiará por los vericuetos de una historia que no les dejará indiferentes. Se lo aseguro.

Para concluir esta reseña, os dejo un pequeño vídeo sobre la entrega del Premio Internacional de Literatura Ruben Darío que le fue entregado a Helena Cosano por el conjunto de su obra en 2014. Si le echáis un vistazo, podréis conocer algo más sobre la autora de esta sensacional novela que os reseñamos hoy, El viento de Viena.

Próxima reseña: “Cabaret Biarritz” de José C. Vales (Ediciones Destino)

+ No hay comentarios

Añade el tuyo