“El prado verde de Jay Mckay” de Sergio Allepuz

“El prado verde de Jay Mckay” de Sergio Allepuz


13-palabras-de-sergio-allepuz-al-leer-el-pagare2949cc2ae-correspondienteTítulo: El prado verde de Jay Mckay

Autor: Sergio Allepuz

Premio Cáceres de novela corta 2015

Sinopsis: Un pequeño pueblo del noroeste de los EE.UU. es el escenario de esta bella historia, en la que su protagonista recuerda el año que vivió como estudiante extranjero de intercambio en su ya lejana adolescencia. El argumento principal de la novela se recrea en desvelarnos, casi en un único día, los traumas y los sueños de sus cuatro personajes principales. Cuatro personajes totalmente inolvidables que representan cuatro maneras muy distintas de enfrentarse a una etapa tan difícil y hermosa a la vez como es la de la adolescencia.

Sinopsis extraída de la web del autor: http://sergiallepuz.webnode.es/

Opinión: Hay ocasiones en las que mantener este blog le trae a uno alegrías en forma de autores desconocidos que te sorprenden y te dejan sin palabras. Este es el caso de la novela que os reseñamos hoy y que se titula “El prado verde de Jay McKay”. Su autor, Sergio Allepuz, se puso en contacto conmigo para hablar sobre su libro y, nada más leer su sinopsis, me quedé con ganas de conocer esa historia que él contaba. He tardado mucho tiempo en poder leerla de forma tranquila y, por cierto, la espera me ha merecido mucho la pena. Su autor, Sergio Allepuz, demuestra, de hecho, una fuerza narrativa inusual en una novela de pocas páginas, pero mucha intensidad. Además, su estilo literario viene reconocido con el Premio Cáceres de novela corta 2015, lo cual ya es un reclamo más que interesante.

Esta historia trata sobre los recuerdos de un joven español que va a estudiar inglés a los Estados Unidos. Su estancia no será corta, puesto que llegará a vivir en ese país durante unos dos años. De ahí que pueda surgir la duda de si nos encontramos con una vuelta de tuerca de “El guardián en el centeno” de Salinger. Podríamos establecer algunos paralelismos entre las dos novelas, pero, sin duda, “El prado verde de Jay McKay” cuenta con entidad narrativa suficiente para lo que los lectores esperamos de esta obra. Nada más montar en el avión, nuestro personaje se da de bruces con el primer choque cultural al que tendrá que hacer frente. A pesar de esto, su vida en el país se desarrollará de forma adecuada y satisfactoria.

A partir de este momento, comienzan a surgir una historia paralela entre el protagonista de la historia, su amigo Jay, que tiene unas características muy particulares, y la capitana de las animadoras del instituto donde estudian ambos. Esta relación a tres bandas es uno de los aspectos mejor tratados de la novela, puesto que nos ayudan a comprender la compleja psicología que entrelaza sus actuaciones y sus pensamientos.

Todos estos detalles están pensados y dispuestos con una gran inteligencia narrativa. Resulta que Sergio Allepuz nos ha regalado con esta historia, unas vidas, que en principio podrían parecer anodinas, pero que cuando comienzas a conocerlas más en detalle, te das cuenta de que son un reflejo de cualquier sociedad actual. Incluso podemos llegar a conocer la realidad de los adolescentes de nuestra época, mientras leemos “El prado verde de Jay McKay”. Estamos antes una novela que no tiene un desarrollo lineal. Entre los saltos temporales, llama la atención la inclusión de teorías filosóficas sobre la vida de los adolescentes. Son esos detalles los que nos permiten colocar en otro estadio a esta novela que os presentamos hoy. Se trata de una vuelta de tuerca muy imaginativa a novelas como “El guardián entre el centeno”.

También llama la atención la curiosa situación de la trama en un paraje tan alejado como Estados Unidos. Con ello, Allepuz demuestra que no le valía con salir al mercado editorial con una novela convencional sobre nuestro día a día. Se ha atrevido con un punto de vista diferente, y ha salido triunfante. Por si esto fuera poco, el autor incluye entre las páginas de esta curiosa novela, parte de su conocimiento sobre música, hecho que la convierte en mucho más sugerente si cabe. Solo debería decirles que Bob Dylan está muy presente en la obra. Ya se darán cuenta de por qué.

Conviene, de cuando en cuando, salirse de las modas editoriales y darle una oportunidad a autores de nuestro país que merecen la pena. Esta novela de la que hoy les hablo es muy buena. La única pena es que el autor haya tenido que ejercer también de editor de la misma. Ya uno ha perdido la fe sobre cuando las editoriales de nuestro país dejarán de levantar un muro infranqueable ante propuestas de autores tan interesante como Sergio Allepuz. Será cuestión de seguir esperando. Mientras tanto, corran a comprar esta novela. A pesar de ser corta en número de páginas, contiene mucha más literatura de la que podemos encontrar en obras de autores consagrados. Se lo aseguro.

Como conclusión y para aquel que quiera conocer algo más del autor y de su obra, hemos rescatado un vídeo de una entrega de premios literarios en la que el mismo autor nos cuenta en primera persona uno de sus relatos galardonados. Echadle un vistazo porque merece la pena. Su nombre es Sergio Allepuz y nos permite buenas horas de lectura a partir de este momento.

 

Próxima reseña: “Todo esto te daré” de Dolores Redondo (Ed. Planeta)

+ No hay comentarios

Añade el tuyo