"El llanto de los elefantes" de Genoveva Casanova

"El llanto de los elefantes" de Genoveva Casanova


"El llanto de los elefantes" de Genoveva Casanova

Título: El llanto de los elefantes

Autor: Genoveva Casanova

Editorial: Espasa

Sinopsis: La muerte de la inocencia y el desmoronamiento de los sueños son el momento más crucial en la vida de una persona. Cuando resulta que todo lo que sostiene la felicidad está roto, uno se encuentra ante la más importante de las bifurcaciones a las que se enfrenta el alma humana. Qué camino tomar, cómo actuar determinarán el resto de nuestra vida, pero, sobre todo, nuestra evolución espiritual.
Hellena Torner, hija única de un diplomático español y una mujer alemana, nos lleva a un viaje maravilloso que realiza el alma a lo largo de su vida. Tras pasar parte de su infancia y su juventud en México, vuelve a su ciudad natal, Madrid, de la mano de un marido envidiable. Pero pronto todo cambiará, enfrentándose a una encrucijada. Un viaje a la India le revelará un destino totalmente inesperado, el misterio de la comprensión trascendental de la realidad, y le recitará el inigualable poema que será su vida, en la que la experiencia del amor es mucho más intrínseca a la propia existencia de lo que cualquiera pueda imaginar.

(Extraída de la página web de la editorial http://www.planetadelibros.com/el-llanto-de-los-elefantes-libro-195943.html)

Opinión: Esta es una de las primeras veces en mi vida en la que me he acercado a un libro venciendo muchos prejuicios sobre su autor. Solo conocía la faceta que nos dan los medios de comunicación sobre Genoveva Casanova. Me parecía un personaje salido de la beautiful people sin oficio ni beneficio que trataba de darse un capricho publicando una novela en una editorial de prestigio. En esta ocasión Casanova nos ha brindado una novela plenamente autobiográfica que tiene pretensiones de ser literaria. Es evidente que la autora de “El llanto de los elefantes”, o su álter ego Hellena Torner, tienen una vida de ensueño llena de interés. El problema mayor es que no todo el mundo es capaz de dibujar una trama interesante y bien escrita en forma de novela. Se ha impuesto la moda del “todo el mundo sabe escribir” y no es algo bueno para la literatura porque nos encontramos con obras tan engañosas como la que os reseñamos hoy.

Lo peligroso es que una editorial como Espasa de cabida y promocione dentro de su catálogo un libro que presenta tantas carencias como “El llanto de los elefantes”. Bien es cierto que la vida de los diplomáticos siempre está llena de interés y suele dar buena materia literaria. Algunos ejemplos son “Confieso que he vivido” de Pablo Neruda y “Persona non grata” de Jorge Edwards dentro del terreno de la autoficción o la divertidísima “Cándida Diplomática” de Helena Cosano que ya os reseñamos hace un tiempo en el blog. En este caso Genoveva Casanova no es una diplomática en el más estricto sentido de la palabra, pero sus padres lo fueron. Por ello, nos cuenta una serie de vicisitudes políticas e históricas que sufren por diferentes países una serie de personajes de clase alta que tratan de sobrevivir al destierro de vivir lejos de su tierra de nacimiento.

En rasgos generales, “El llanto de los elefantes” es un “quiero y no puedo” en el que la autora nos presenta una novela lenta, demasiado reflexiva y muy pesada de leer. La autora es capaz de escribir de forma correcta y el vocabulario que utiliza es adecuado y rico. No obstante, hay algo que no acaba de encajar en el conjunto del libro. Hay veces, desde mi punto de vista, que las historias reales no llegan a ser completamente verosímiles. Además, el tono poético que rebosa algunos fragmentos de la narración llega a sobrar, puesto que resta realismo a las vivencias de la protagonista. No obstante, tengo que afirmar que “El llanto de los elefantes” es una novela lo suficientemente digna como para que su autora no sienta que ha perdido el tiempo, aunque los lectores podremos llegar a pensar que hemos malgastado nuestro dinero con una novela que promete más de lo que realmente ofrece. En los próximos párrafos de este texto nos adentraremos más concretamente en diferentes aspectos que os ayudarán a entender esta opinión.

Si prestamos atención a los personajes de “El llanto de los elefantes”, nos daremos cuenta de que Hellena Torner es la que copa todo el centro de la narración. Evidentemente, tiene la suficiente fuerza como para eclipsar por completo al resto de secundarios que la rodean. No obstante, creo que la manera en la que Casanova dibuja a la mayoría de sus personajes secundarios es más bien plana y peca de excesivo buenismo. Además, los diálogos no aportan mucho al conjunto de la narración y no tienen la profundidad suficiente en ciertos momentos de la trama en los que se echa de menos algo más de tensión y de emotividad. De hecho, me hubiera gustado ver como la autora profundizaba más en la psicología de algunos personajes secundarios como las amistades indias que establece Hellena Torner que se quedan en “agua de borrajas” a causa de las explicaciones y descripciones preciosistas que intentan dar un tono poético a la obra.

Ya hemos hablado algo sobre la trama de “El llanto de los elefantes”. El problema principal que ha tenido Genoveva Casanova a la hora de dibujarla es que solo una pluma muy experta puede coger lo mejor de la novela de diferentes géneros como el histórico, el romántico, el político o el thriller y no salir mal parado. La autora ha apostado demasiado fuerte en una primera novela que es donde se tiene que curtir cualquier escritor. Además, vuelvo a reiterarme en la opinión de que a la historia que nos cuenta Casanova le hubiera venido bien algunas páginas más. Según vamos leyendo, los lectores encontraremos una falta de hondura muy enorme y una corrección demasiado exasperante. Este es otro problema de “El llanto de los elefantes”. Nos pasamos un tiempo precioso esperando que la autora de un giro de 180 grados a la trama y ese momento nunca llega. Casanova contaba con elementos para hacer un novelón de primera categoría, pero se ha visto superada a las primeras de cambio.

Pienso así porque su estilo literario es muy plano. “El llanto de los elefantes” era una novela apropiada para haber arriesgado y echado el resto. Un libro así debe ser el trabajo de toda una vida. Creo que, llevada por las prisas, Casanova ha querido ir demasiado deprisa. No obstante, hay algunos fragmentos llenos de intensidad y de descripciones bastante bien cuidadas. Por esta razón, siento tanto hacer una crítica tan dura a esta novela. El problema principal es que no estoy seguro de que “El llanto de los elefantes” se hubiera publicado en una editorial como Espasa si su autora no fuera quien es. Ahora es el momento en el que si leen esto algunos representantes del sector editorial me dirán que Genoveva Casanova tiene un nombre lo suficientemente atractivo para que les compense económicamente publicar esta novela. Lo siento mucho, pero he de negar este idea preconcebida. Este libro ya lleva varios meses rondando por el mercado editorial y su repercusión está siendo más bien limitada. Estoy seguro de que hay muchos autores no tan conocidos que pueden y podrán retratar el mundo de las relaciones sociales dentro de la clase alta de una manera más adecuada. Solo es cuestión de tiempo.

En definitiva…

“El llanto de los elefantes” es una novela lenta, preciosista y llena de pretenciosidad. Hubiera ganado mucho más si la autora hubiera reflexionado a la hora de modificar algunos de sus fragmentos. Les aseguro que pueden pasar sin leerla. Dentro de unos meses nadie se acordará del personaje de Hellena Torner. La lástima es que su historia podría haber dado para un libro tan interesante… ¡Mejor no pensarlo! Ustedes son libres para saber si he estado acertado con esta reseña o no.

Para concluir os dejo un pequeño e interesante vídeo donde veremos a la propia autora de “El llanto de los elefantes” dar algunas claves que debemos tener en cuenta antes de adentrarnos en la vida de Hellena Torner. Si, a pesar de esta reseña, se animan a leer esta novela, prepárense para conocer lejanos territorios y costumbres que puede que les entretengan durante unas cuantas horas de lectura. Como ya he dicho anteriormente, esta novela no será recordada como uno de los libros del año, aunque quizás interese a ciertos lectores el punto de vista de una representante de la nobleza y de la clase alta latinoamericana sobre la historia de la segunda mitad del siglo XX.

Próxima reseña: “Música para feos” de Lorenzo Silva (Editorial Destino)

+ No hay comentarios

Añade el tuyo