"El balcón en invierno" de Luis Landero

"El balcón en invierno" de Luis Landero


"El balcón en invierno" de Luis Landero

TítuloEl balcón en invierno

AutorLuis Landero

EditorialTusquets

SinopsisAsomado al balcón, debatiéndose entre la vida que bulle en la calle y la novela que ha empezado a escribir pero que no le satisface, el escritor se ve asaltado por el recuerdo de una conversación que tuvo lugar cincuenta años antes, en otro balcón, con su madre. «Yo tenía dieciséis años, y mi madre cuarenta y siete. Mi padre, con cincuenta, había muerto en mayo, y ahora se abría ante nosotros un futuro incierto pero también prometedor.». Este libro es la narración emocionante de una infancia en una familia de labradores en Alburquerque (Extremadura), y una adolescencia en el madrileño barrio de la Prosperidad. Es también el relato, a veces de una implacable sinceridad, otras chusco y humorístico, de por qué oscuros designios del azar un chico de una familia donde apenas había un libro logra encontrarse con la literatura y ser escritor. Y de sus vicisitudes laborales en comercios, talleres y oficinas, mientras estudia en academias nocturnas, empeñado en ser un hombre de provecho. Pero dispuesto a tirarlo todo por la borda para ser guitarrista, y vivir como artista. Y en ese universo familiar de los descendientes de hojalateros, surge un divertidísimo e inagotable caudal de historias y anécdotas en el que se reconoce la historia reciente.

(Extraída de la página web de la editorial http://www.tusquetseditores.com/titulos/andanzas-balcon-en-invierno)

OpiniónSiempre conviene volver a retomar la obra de maestros de la lengua castellana para ser consciente del nivel de la narrativa reciente de nuestro país. El caso de Luis Landero es uno de los más reseñables de la literatura de nuestro país. Fue en los años noventa cuando apareció su ópera prima “Juegos de la edad tardía”. A partir de aquel momento, sus novelas fueron acaparando las mesas de novedades y han tenido un gran éxito tanto de crítica como de público. Sus obras están repletas de un léxico cuidado y bello y de un aliento narrativo tranquilo y reposado que, no obstante, permite que los lectores se sientan partícipes de historias y tramas llenas de interés. En el caso de la obra que os reseñamos hoy, nos encontramos ante un ejemplo claro de faction en el que el autor nos cuenta hechos reales de su propia biografía, pero pasados por el tamiz de la ficción. Esta costumbre está siendo muy actual en muchas obras que podemos leer hoy en día. Desde mi punto de vista, una novela de estas características solo podría haber sido desarrollada por una pluma muy maestra como la de Luis Landero.

“El balcón en invierno” es una obra fresca, valiente, directa y sincera. En ella, Luis Landero nos presenta algunos aspectos de su biografía, pero, más concretamente, nos regala una acertada crónica de la España de posguerra desde lo que se podría considerar una familia de clase media-baja que no pasaba grandes necesidades económicas, pero que tampoco disfrutaba de grandes excesos. Con “El balcón en invierno”, Luis Landero ha dado una vuelta de tuerca al concepto de novela mediante un trabajo reposado y excelentemente escrito. Reconcilia y mucho con la literatura esta  última obra de Landero. Estamos acostumbrados a libros apresurados y descuidados en los aspectos formales. “El balcón en invierno” contiene un estilo literario de primera y una profundidad en el lenguaje muy poco usual. Les recomiendo con fervor este libro a cualquier tipo de lector, incluyendo a los seguidores de bestsellers, puesto que podrán aprender a disfrutar de una prosa elegante y llena de significado. Pasemos, no obstante, a analizar con más detalle alguno de los aspectos más destacables de esta última novela de Luis Landero.

La trama y el estilo literario brilla a una altura magistral en este libro. La historia comienza cuando el propio personaje de Luis Landero sale al balcón de su casa para meditar sobre la última novela que está escribiendo. No le convence lo que está escribiendo, ni lo que está contando. Por esa razón, trata de bucear en su propia vida para salir del atolladero. Esa reflexión sobre el valor de la ficción es de un valor muy grande y de una profundidad muy interesante que habrá que tener en cuenta de ahora en adelante. No encuentren en “El balcón en invierno” una trama vertiginosa. Por medio de flashbacks diferentes, podremos darnos cuenta de una manera reposada de las vicisitudes de una familia tipo de España en la posguerra. Veremos al Luis Landero niño, al adolescente que comienza a trabajar como mecánico y al guitarrista que se codeó con lo más granado de la farándula de la época. Por eso, la información que Landero va distribuyendo a lo largo de la novela está muy inteligentemente distribuida y, aunque podremos ser conscientes de cuál va a ser el desenlace de la historia, nos sorprenderemos de todo lo que el autor nos está contando.

Los personajes de la novela son verosímiles y llenos de profundidad. Al ser parte de la realidad y de la vida diaria de la biografía de Landero, todos están medidos y se comportan como se espera de los hombres y mujeres de la posguerra española. Los diálogos son extremadamente medidos y adecuados. El léxico que utiliza el autor en las vicisitudes que va contando es uno de los más ricos que he leído últimamente. De ahí que se considere a Luis Landero como un maestro de la lengua. Está claro que, por esta razón, la forma con la que se ha diseñado la novela no está subordinada al contenido. Creo que Luis Landero ha preferido realizar un reportaje de no ficción sobre su familia como punto de partida para contar un período tan tratado en la narrativa española como la Guerra Civil Española. “El balcón en invierno” es una vuelta de tuerca a este tipo de libros, realizado con una elegancia inusual.

Por todo lo que acabo de exponer anteriormente, creo que podríamos resumir todos los argumentos de esta reseña brevemente. “El balcón en invierno” es una novela de no ficción en la que nos encontramos a un personaje que nos está contando fragmentos de su propia vida por medio de unos flashbacks que enriquecen la narración, puesto que nos posibilita a ser partícipes del proceso de maduración del propio Landero. Estamos ante un personaje complejo que podría considerarse como una de las mejores creaciones del autor extremeño. No duden en salir corriendo hacia su librería más próxima. “El balcón en invierno” nos deja un regusto muy positivo. Landero ha sido capaz de presentarnos una obra que aporta mucho a su carrera. Lo podríamos comparar con otros autores de la misma generación como Julio Llamazares. No obstante, mientras el extremeño ha sido capaz de presentarnos una obra que les sigue manteniendo en la brecha literaria proporcionando obras novedosas, el autor leonés nos ha presentado una obra sosa, repetitiva y sin alma.

A modo de conclusión, os dejo un link con una entrevista con Luis Landero. Creo que os va a servir de mucha utilidad para conocer algunos entresijos del proceso de creación de la novela contado de primera mano por el propio autor. Además, es una invitación a la lectura realmente estupenda para aquellas personas que todavía estén dudosas a la hora de elegir este libro para sus futuras lecturas.

 

Próxima reseña“Conspiración vírica” de Juan Martín García (Grupo editorial Sial-Pigmalión)

+ No hay comentarios

Añade el tuyo