"Bajo un mismo cielo" de Ondina Zea

"Bajo un mismo cielo" de Ondina Zea


"Bajo un mismo cielo" de Ondina Zea

Título: Bajo un mismo cielo

Autor: Ondina Zea

Editorial: Sial-Pigmalión

Sinopsis: Un cruce de dos mundos, una novela basada en una historia real. Un encuentro en Washington DC, vivencias en época de crisis en Centroamérica y experiencias en Teherán a finales de la primera década del régimen islámico, recién acabada la guerra con Iraq. Un viaje consecuencia de un terrible accidente en Honduras y un compromiso moral. En una segunda partida a Teherán, surge una trama de acusaciones que prohíbe legalmente el regreso a casa de la protagonista y de sus hijas.
Florece en medio de la adversidad, una determinación que desafía a la suerte y lucha con intrepidez para vencer los reveses que amenazan de destruir la vida de una mujer occidental en una sociedad islámica. Episodios de montañas, luz y sombras bajo el cielo de Kurdistán. Mujer, los límites están en las ideas que se forcejean, no hagas caso de los muros y riñe tenaz por los derechos que te concede el cielo.

(Extraída de http://caminolima.blogspot.com.es/2014/12/el-significado-de-estar-bajo-un-mismo.html)

Opinión: La novela que os vengo a reseñar hoy es muy especial. Se trata de una de esas historias que lamentarías no haber leído y que los lectores tienen que saber elegir de entre todo el maremágnum de novedades literarias ante el que nos vemos inundados los lectores en estos tiempos. Se titula “Bajo un mismo cielo” y es la ópera prima de una escritora hondureña, Ondina Zea, a la que seguiremos sus pasos literarios de ahora en adelante. En este trabajo, nos encontramos con la historia de una mujer que trata de luchar contra los obstáculos que surgen a su alrededor junto a sus dos hijas en un territorio hóstil para ellas como es Teherán. Habría que destacar de antemano que la trama de la novela está fuertemente ligada al terreno de la autoficción. Deberemos tener esto muy en cuenta para poder comprender mejor el universo en el que nos vamos a adentrar.

“Bajo un mismo cielo” es una novela dura, valiente, arriegada, llena de bellas descripciones y que no dejará indiferente a nadie. La autora se ha dejado el alma en esta páginas y se nota. Aquí radica el secreto del éxito de la novela. Está libre de imposturas. Lo que Ondina nos cuenta es tan real y llega de una manera tan directa al corazón de los lectores que nos cambiará a cada uno de nosotros sin duda.  Habría que destacar, también, el hecho de que la autora ha decidido tratar un tema tan delicado como es el de las diferencias culturales y el de la presencia de la mujer en el Islam de una manera muy constructiva y sin rencores. Es algo muy de agradecer porque así los lectores pueden formarse su opinión sobre lo que van leyendo de una manera más personal. De todas formas, les aconsejo que, cuando se adentren en “Bajo un mismo cielo”, se dejen llevar por la fluida prosa de su autora. Les auguro un vaivén de emociones muy intenso. Sufrirán, sentirán empatía o antipatía hacia los personajes, reirán, conocerán sitios desconocidos y muy bellos y, sobre todo, aprenderán sobre la psicología del alma humana con la inteligente prosa de Ondina Zea. Pasemos, por todas estas razones, a analizar los aspectos más destacables de esta novela que os reseñamos hoy.

La trama de “Bajo un mismo cielo” es absolutamente vertiginosa y llena de interés.  La autora ha sabido entrelazar de una manera muy inteligente aspectos tan dispares como lal integración de los inmigrantes en una tierra extraña y la comprensión entre diferentes culturas y religiones. Si nos centramos en la trama de la novela, hemos de decir que, en la primera parte, empezaremos conociendo la vida de la joven Ondina en los Estados Unidos con todas las preocupaciones de una chica que proviene de una familia acomodada. Durante su estancia en la universidad conoce al joven Mohsen del que se enamorará con fervor. Al mismo tiempo la joven Ondina comenzará a interesarse por los entresijos de la religión islámica. Toda esta primera parte de la novela contiene interesantísimas reflexiones sobre la sociedad estadounidense y centroamericana que trufan la trama de una verosimilitud difícil de conseguir en una novela con tintes históricos. En la segunda parte de la novela nos adentraremos en la vida de la joven pareja en Honduras donde se nos dibuja de una manera muy vívida y realista a un Mohsen felizmente integrado en la Tegucigalpa de la época. En la parte final, es donde seremos partícipes de la lucha de Ondina y sus dos hijas por escapar de una sociedad que aprisiona a las mujeres y las impide desarrollarse con plenitud.

En cuanto a los personajes, he de decir que la fuerza descriptiva que tiene el personaje de Ondina es incontestable. Nos encontramos ante una mujer que, pese a su aspecto tímido y retraído, es capaz de luchar ante las adversidades que se le ponen por delante con un pundonor digno de mención. Asimismo, me ha encantado el papel que juega Mohsen en la novela teniendo en cuenta que es un recuerdo que llevan los personajes siempre en su cabeza. Incluso cabría destacar que el plantel de personajes que acompañan a Ondina y a Mohsen en la historia juega un papel importantísimo. Es bien cierto que no podremos juzgar “Bajo un mismo cielo” como una obra de ficción al uso. Todas las acciones del libro tienen la verosimilitud que acompaña a la vida real. La maestría de la autora radica en haber sabido plasmar de una manera muy objetiva los comportamientos de cada uno. Es, por ejemplo, en las descripciones de la familia de Mohsen donde Ondina nos ha hecho partícipes de su grandeza humana y literaria. No les doy más detalles para que ustedes se adentren en la lectura de esta novela libres de interpretaciones ajenas. La disfrutarán muchísimo más.

El estilo literario de Ondina Zea es lírico, intenso, directo y lleno de emoción contenida. Toda la obra está plagada de fragmentos literarios y citas de distintas fuentes que ayudarán al lector a ser partícipe de una realidad muy diferente a la que estamos acostumbrados. El lenguaje que se utiliza es rico y poco frecuente en las novelas que los lectores suelen encontrar en el mercado literario actual. En relación con este tema, he de afirmar que uno de los aspectos que más me ha convencido de “Bajo un mismo cielo” es el sorprendente y perfecto diseño de los diálogos de los personajes. Es algo muy difícil de encontrar en una primera obra, por cierto. Si alguno de ustedes quisiera encontrar un paralelismo en “Bajo un mismo cielo”, podrían encontrarlo en dos novelas: “No sin mi hija” de Betty Mahmoody y “Un burka por amor” de Reyes Monforte. No obstante, desde mi punto de vista, “Bajo un mismo cielo” contiene elementos más cercanos a los lectores de hoy en día y está mucho mejor diseñada y escrita. Tiene mucha más verdad en sus páginas.


En definitiva…

Aspectos positivos: Si quieren leer una novela llena de grandes personajes, una historia rica en detalles, emocionante como pocas y que les haga aprender de una mujer normal como Ondina a luchar contra las adversidades y a amar a sus hijos de una manera tan leal y emocionante, corran a su librería más próxima. “Bajo un mismo cielo” es un libro que no deben dejar pasar. Les aseguro que no se arrepentirán y que pasarán unas horas muy provechosas de lectura.

Aspectos negativos:Evidentemente, “Bajo un mismo cielo” debe ser leída con tiempo y paciencia. Es una novela para disfrutar y sufrir al mismo tiempo a lo largo de sus páginas. Aquellos que busquen una novela fácil y simple, absténganse de leer este libro. Ya les dije al comienzo de la reseña que, en una segunda lectura, he sido capaz de darme cuenta de matices que se me habían pasado desapercibidos en la primera vez.

Próxima reseña: “La Santa” de Mado Martínez (Editorial Algaida)

+ No hay comentarios

Añade el tuyo