"Ajuste de cuentas" de Benjamín Prado

"Ajuste de cuentas" de Benjamín Prado


"Ajuste de cuentas" de Benjamín Prado

Título: Ajuste de cuentas

Autor: Benjamín Prado

Editorial: Alfaguara

Sinopsis: En un momento de crisis económica, literaria y personal, cuando se ve sin trabajo, al borde de la ruina e incapaz de escribir, el profesor Juan Urbano recibe una oferta envenenada: hacer un libro sobre el oscuro empresario y banquero Martín Duque, que acaba de salir de la cárcel con ganas de hacer justicia… o tal vez lleno de deseos de venganza.

La investigación que lleva a cabo mientras se debate entre sus principios y sus necesidades pone ante nuestros ojos un turbia imagen de la célebre España del pelotazo, un país en el que que había dos atajos hacia el éxito: el dinero fácil y la corrupción.

Una nueva y trepidante aventura del profesor Juan Urbano, protagonista también de las novelas Mala gente que camina y Operación Gladio.

 


(Sinopsis extraída de la página web http://www.alfaguara.com/es/libro/ajuste-de-cuentas-2/)

Opinión: He seguido desde hace mucho tiempo todos los trabajos del escritor madrileño Benjamín Prado. Es un autor que rara vez decepciona. En sus obras trata de alzar la voz en contra de los aspectos más oscuros de nuestra sociedad con un estilo literario  atrayente y comprometido que atrapa a cualquier clase de lector.

En esta ocasión, Prado nos presenta un agudo análisis de la sociedad española después de la crisis a través de la historia de Martín Duque, un constructor hecho a sí mismo de acuerdo a los cánones especulativos de la burbuja inmobiliaria que ha sufrido nuestro país en los últimos tiempos. No obstante, Prado convierte lo que hubiera podido ser una novela llena de obviedades y lugares comunes en un libro muy original.

“Ajuste de cuentas” es una novela con un hilo argumental muy atrayente. Por un lado, la historia de Juan Urbano nos emparenta con otros de los anteriores trabajos de Prado. En este libro, no obstante, nos encontramos con un Urbano mucho más deprimido y cansado. Es víctima de los primeros compases de la crisis económica, ve como las musas no le acompañan en su trabajo al mismo tiempo que se le acaban las fuentes de ingresos que antes le permitían vivir de manera holgada. De repente, aparece en su vida Natalia Escartín, secretaria del magnate Martín Duque, para encargarle una novela que pusiera verdad en la controvertida figura de su jefe.

Otro de los aciertos más significativos de “Ajuste de cuentas” es esa contraposición de historias de Juan Urbano y de Martín Duque. Por un lado, nos encontramos con la historia de un escritor venido a menos que es capaz de mantener sus ideas frente a las propuestas inmorales que le ofrecen. Por otro lado, tenemos la historia de un magnate que ha sufrido un estrepitoso descenso a los infiernos mediáticos y personales después de haber triunfado en el mundo de la construcción. Ambas historias mantienen un alto grado de interés y no defraudarán al lector en su conclusión.

El estilo de Benjamín Prado en “Ajuste de cuentas” es capaz de aunar lo mejor del thriller, con lo más destacable de la novela política y comprometida. Además, su escritura no pierde en ningún momento ese matiz exigente que cualquier lector avezado le pide a una novela. De hecho, “Ajuste de cuentas” es mucho más que un simple libro de entretenimiento porque Prado ha remarcado en él diversos pensamientos y reflexiones sobre la situación actual de nuestro país que nos quedarán grabados durante tiempo.

La caracterización de personajes y la creación de diálogos es también muy acertada. Juan Urbano, Martín Duque y Natalia Escartín forman el trío principal de esta novela. Cada uno de ellos tiene una descripción física y mental propia que hace que cada lector sea capaz de distinguirlos sin ninguna clase de problemas. Por su parte, los diálogos son absolutamente verosímiles y son capaces por sí solos de crear una atmósfera envolvente a lo largo de todo el libro.

Asimismo, creo que también son de agradecer las referencias literarias que Prado despliega a lo largo de la novela. Alimentan la posibilidad de que los lectores que busquen algo más que una simple novela de intriga puedan encontrar algún momento mayor de reflexión.

Por último, otro de los aspectos más fuertes y destacables de “Ajuste de cuentas” es la localización geográfica. Los ambientes que describe Benjamín Prado en este libro son absolutamente subyugantes y verosímiles. Sin duda, las descripciones de Hong Kong se llevan la palma. Muy pocos autores españoles se han atrevido a incluir de una manera tan acertada aspectos de la cultura oriental en sus obras. Prado lo ha hecho de una manera muy acertada enriqueciendo el conjunto de la novela en gran medida.

En definitiva…

Aspectos positivos: “Ajuste de cuentas” es una novela actual, lucida, verosímil e interesante sobre aspectos muy recientes de la sociedad española de nuestros días. No duden en acercarse a ella aquellos lectores que busquen algo más que un libro para pasar el tiempo. “Ajuste de cuentas” provoca reflexiones que van más allá del final de la novela.

Aspectos negativos: Absténganse de leer esta novela los amantes de las novelas de género. Prado utiliza los resortes de este tipo de libros para dar una acertada vuelta de tuerca y una lucida crítica a ciertos personajes, que aparecieron en nuestro país, surgidos al olor del dinero fácil que promovía la burbuja inmobiliaria que hemos sufrido en estos últimos años.

Sin nada más que añadir por el momento, os dejo un link de una entrevista con el propio Benjamín Prado al respecto de esta novela. Cabe destacar que “Ajuste de cuentas” ha aparecido de manera conjunta con un pequeño libro de relatos del personaje de Juan Urbano. Este conjunto de relatos se titula “¿Qué escondes en la mano?”. Veremos cómo le ha ido este juego literario a Benjamín Prado.

Próxima reseña: “Legado en los huesos” de Dolores Redondo (Editorial Destino)

2 Comentarios

Añade el tuyo
  1. Mari [Visitante]

    Como siempre genial tu reseña.Buen trabajo.
    El libro tiene una pinta estupenda tal como lo cuentas. No he leído nada de este autor, así queno puedo comparar. Y el tema ahora mismo no me llama, porque me voy a poner de mala leche y necesito relajarme…Esperaré a que salga en bolsillo o encuentre un trabajo.
    Un abrazo

+ Deja tu Comentario